junio 27, 2011

Relaciones de pareja

Filed under: Sexualidad — admin @ 7:10 pm

CONOCE TU CUERPO
Si deseas recibir el placer que necesitas para lograr un orgasmo, primero deberás conocer muy bien tu cuerpo y qué es lo que te excita.
Para comenzar, cada centímetro de tu piel cuenta con miles de terminaciones nerviosas; aprovéchala, es un órgano sensual maravilloso.
Hay zonas de tu cuerpo a las que él podrá accesar fácilmente. Entre ellas se encuentran tus orejas, el cuello, la boca, las palmas de las manos y de los pies, debajo de los brazos y el interior de codos, muñecas y rodillas. En estas partes, la estimulación suele ser más sencilla, y a veces hasta involuntaria, ya que con un simple beso en el cuello o una suave caricia te puedes excitar.
Las nalgas y los muslos, los labios vaginales, el monte de Venus, el ano, los senos y los pezones, el clítoris, y por supuesto, el punto G, son zonas a las que le costará un poco más llegar; sin embargo, son superexci-tantes, por eso deberás conocerlas a la perfección para disfrutarlas.
Recuerda que no eres igual de sensible en la cara que en el clítoris, y que cada persona necesita de una presión y movimiento específico. Para saber cuál es la manera en que a ti más te gusta que te toque, hay varias formas de averiguarlo, ya sea tocándote a ti misma hasta descubrir la medida exacta y los lugares específicos que te encienden, para luego ir guiando a tu pareja por ahí, o bien, hacerlo junto con él, puedes tomar su mano e irla guiando para que sepa con cuánta presión, velocidad y ritmo te gusta que te toque, lo cual resultará una apasionante exploración de todo tu cuerpo.

Etiquetas: ,

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario