octubre 18, 2011

Llegada de un bebe

Filed under: Bebes y niños — admin @ 2:37 pm

Para los padres, la llegada de un nuevo integrante es motivo de profunda alegría, sin embargo, con frecuencia, las madres experimentan angustia porque sienten que están traicionando a su primer hijo. Este sentimiento es totalmente normal y desaparece a medida que avanza el embarazo. Por otro lado, el resto del grupo familiar -el o los hermanos mayores- generalmente toman la noticia con cierto rechazo, pues creen que el bebé les quitara el cariño de los padres.
Para que la llegada de un próximo integrante genere alegría y espíritu de expectativa, es fundamental que los padres piensen una buena estrategia para anunciarlo, que permitan al niño ser partícipe del desarrollo del embarazo y que tengan en cuenta la forma en que le presentarán al bebé.
No se apresure: busque la forma y el momento ideal para anunciar la llegada del hermanito. La manera en que lo hará dependerá del grado de maduración y de la edad de su hijo.
Despéjele inquietudes: no sólo es importante saber cómo anunciar la llegada de un Ziermano sino también poder despejarle ciertas dudas como, por ejemplo, ¿cuánto tiempo tardará en nacer?o¿por qué hay que quererlo?
Atraiga su atención: deje que toque su panza y que note cómo se mueve el bebé. Esto le permitirá sentirse partícipe del embarazo y más cerca de su hermano.
Relacione su nacimiento: a los más pequeños, les resulta difícil entender que tienen que esperar tantos meses para ver a su hermanito. En tal caso, relacione el momento en que nacerá con las estaciones del año. Por ejemplo: “Va a nacer cuando empiecen a caerse las hojas de los árboles”.
Deje en claro sus sentimientos; por lo general, el mayor temor de los niños es que el nuevo integrante les quite el cariño de sus padres, por lo tanto, en todo momento, hágale saber que él seguirá siendo tan importante como antes y que nadie lo reemplazará.

Etiquetas: ,

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario