enero 17, 2013

El envejecimiento de la piel

Filed under: Belleza — admin @ 10:48 am

El envejecimiento de la piel:
Aparte de los factores externos, se producen en la piel una serie de cambios naturales, causados por el proceso de envejecimiento del organismo humano. Más allá de la capa superficial de la epidermis, existe una sucesión de varios estratos debajo de ésta. La primera de ellas, la que vemos externamente, está formada por células viejas y que necesitan ser reemplazadas (por eso es que las pieles de los niños, más jóvenes que las de los adultos, tienen un aspecto fresco y radiante que los mayores perdemos pronto: sus células epidérmicas se reemplazan con más rapidez).
Si una piel ofrece un aspecto deslustrado, esto se debe a una alteración en el proceso de producción de células nuevas. La “piel de naranja” signo de la celulitis, es uno de los principales y más comunes síntomas de este envejecimiento.
Es muy común que las pieles con células viejas comiencen a agrietarse y a tener un tono flácido, esta vez por acción de los cambios que se producen en la siguiente capa, la dermis. Ésta se constituye principalmente por colágeno, una proteína que a su vez actúa como soporte de la epidermis. Con el paso de los años se reduce la producción de colágeno, que causa arrugas y rayas finas.
También se produce una alteración en la microcirculación, por lo que los vasos que transportan nutrientes y sangre a las células de la piel reducen su actividad. De este modo, la piel empieza a secarse, ya que no recibe la hidratación y alimentación que requiere.
Estos cambios, en todos los casos, son naturales y se producen con el envejecimiento general del organismo. Pero existe otro cambio sobre la piel, producto de la exposición al sol, que se conoce con el nombre de fotoenvejecimiento.

Etiquetas:

Sin Comentarios »

Sin comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario