junio 3, 2008

Recomiendan a los padres que no dejen dormir con luz a los bebes

Filed under: Bebes y niños — @ 1:14 pm

bebe durmiendo

Muchos niños tienen problemas para dormir y, para evitar que lloren, muchos padres deciden dejar una luz encendida en la habitación toda la noche. A veces es una luz tenue, y otras, la luz de una lámpara normal. Puede que esta medida calme transitoriamente la ansiedad de los niños, pero no sólo no es ninguna solución para conseguir que duerman bien, sino que además puede dejarles secuelas físicas importantes. Concretamente puede provocarles una miopía cuando sean mayores. Este estudio añade que dormir con una luz encendida rompe además el ritmo biológico del día y la noche en los niños y no sólo no ayuda a que duerman, sino que impide que descansen adecuadamente.
Agrega que entre los niños de entre dos y 16 años que habían dormido a oscuras hasta los dos años, el 10% eran miopes en el momento de realizar el estudio. En cambio, entre los niños que habian dormido los dos primeros años de su vida con una luz tenue, el porcentaje de miopes se elevaba al 34%. Pero mucho más significativo fue aún comprobar que entre los niños que habían dormido con una lámpara o una bombilla de la habitación encendida, el porcentaje de miopes se elevaba hasta un 55%; es decir, «más de cinco veces más que entre los niños que habían dormido en la oscuridad durante su primera infancia», afirma el estudio.
Los autores indican que el estudio no permite concluir que la luz sea la causa directa de la miopía, porque se trata de un análisis de tipo epidemiológico, y sin duda pueden intervenir otros factores, pero sí está claro, según afirman, que la ausencia de oscuridad en el sueño nocturno puede ser un importante factor de riesgo para el futuro desarrollo de un cuadro de miopía.
En cualquier caso, está claro, que hasta que se hagan estudios para determinar qué otros factores pueden incidir, es recomendable no dejar luces encendidas en la habitación de los niños pequeños durante la noche.
No es el riesgo de desarrollar una miopía la única razón para no hacerlo: «Dormir con la luz abierta interfiere en la producción de melatonina, una hormona que regula el reloj biológico del cuerpo. El organismo no segrega melatonina durante el día, la segrega durante la noche, en condiciones de oscuridad, y si no hay suficiente melatonina, el niño no descansa bien y tiene graves dificultades para regular el ritmo circadiano del sueño y la vigilia», explican los especialistas.
Muchos padres creen que los niños tienen miedo a la oscuridad. Pero los niños no nacen enseñados respecto a estas cosas. «Si no saben dormir sin una luz encendida es porque se les ha enseñado así». «Si la hipófisis segrega melatonina se descansa mejor. La menor producción de melatonina y la ruptura del ritmo biológico del día y la noche es lo que explica que las personas que trabajan de noche y duermen de día descansan menos y tengan dificultades para dormir».

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

febrero 20, 2008

LA PREVENCIÓN DE LAS CARIES EMPIEZA ANTES DE NACER

Filed under: Bebes y niños,Prevencion — admin @ 1:01 pm

Dientes

LA PRESENCIA DEL FLÚOR EN LA ALIMENTACIÓN DE LA MADRE ES UNO DE LOS
FACTORES QUE MÁS DETERMINARÁ LA BUENA CALIDAD DE LOS DIENTES DEL NIÑO.
Cuanto más pronto actúa el flúor sobre los dientes del feto, más grueso será su esmalte, y más posibilidades tendrá de resistir la agresión de la caries, después de nacer. En los dientes de leche, el esmalte se empieza a formar a las diecisiete semanas de gestación y prosigue después del nacimiento. En los dientes definitivos, empieza en el momento del nacimiento, y continúa hasta los siete años de edad. Lo ideal es que la mujer embarazada tome de 1 a 1,5 mg de flúor, cada día. Fuentes: sardinas y salmón en conserva, bacalao y, en menos cantidad, leche, espinacas y otros vegetales

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

enero 1, 2008

Aconsejan administrar hierro a los bebés

Filed under: Bebes y niños — admin @ 2:52 pm

Bebe

La deficiencia de hierro durante los tres primeros años de vida tiene repercusiones negativas y permanentes sobre la conducta, la afectividad, la memoria, los niveles de atención y el desarrollo psicomotor. Hay ciertas áreas del cerebro -que tienen incluso más hierro que el hígado- que sólo incorporan hierro cuando sus células están en la etapa de crecimiento. Por eso un grupo de pediatras americanos abocado a estudiar este tema recomienda darle a los bebés un suplemento de hierro adecuado, que por supuesto sólo el médico está capacitado para recetar. Incluso los lactantes precisan ingerir suplementos, ya que sus organismos requieren al menos un miligramo de hierro por día, y la leche materna tiene medio miligramo por litro (el niño no consume un litro de leche al día), del cual se absorbe como mucho un cincuenta o un sesenta por ciento. Lo ideal es empezar la suplementación con la madre antes del embarazo y seguirla luego durante la gestación. Si el niño es de peso normal, hay que empezarla a los cuatro meses de edad, con dos o tres miligramos de hierro diario. Ahora, si es un niño prematuro, es conveniente comenzar a partir de los dos meses. En cuanto a la alimentación, una vez que el bebé comienza a comer alimentos sólidos, los científicos opinan que lo ideal es ofrecerle con cierta frecuencia carne roja, y también papillas de porotos, cereales y jugos de frutas.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

La otitis

Filed under: Bebes y niños — admin @ 1:54 pm

La otitis

El neumococo es una poderosa bacteria causante de una de las enfermedades más frecuentes de la infancia: la otitis, la infección del oído medio. Aparece por lo general luego de un resfrío común, y se manifiesta como un dolor agudo seguido de secreciones en el oído, fiebre, irritabilidad, a veces vómitos y pérdida del apetito. Para prevenir estas infecciones que provocan la pérdida transitoria de la audición, existe ahora una vacuna (la primera en su tipo) que ha demostrado su capacidad de reducir un 57% los episodios de otitis media aguda causados por los peligrosos neumococos. Estas alimañas pequeñísimas, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, son las responsables del 25% de las muertes de los niños menores de cinco años. Esta vacuna beneficiará sobre todo a los grupos de niños menores de dos años que concurren a guarderías o jardines maternales, lugares cerrados que encierran un coctel de riesgo: contacto cercano entre los chicos y muchos portadores del neumococo. No sólo protege de la otitis sino que previene también la meningitis. No forma parte del calendario de vacunación oficial.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

diciembre 30, 2007

Parásitos: La mitad de nuestros niños en riesgo

Filed under: Bebes y niños — admin @ 11:33 am

Parasitosis

Según recientes estudios, un altísimo porcentaje de los niños que viven en América Latina tienen parásitos, infección fácil de tratar pero difícil de diagnosticar, ya que suele confundirse con otras enfermedades. Se calcula que en la Argentina el 50% de los niños tiene parásitos, cifra que aumenta en provincias como Tucumán, donde se registra un 87% de casos, según datos de la Cátedra de Parasitología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Tucumán. Las parasitosis sólo matan en casos muy graves (en el mundo mueren 2,5 millones de personas al año, pero hay casi 1350 millones de infectados); no obstante, afectan la calidad de vida de los afectados. Muchos casos pasan inadvertidos, y hay pacientes con años de infección diagnosticados por asma, epilepsia o psoriasis cuando en realidad sufren una parasitosis con impacto respiratorio, neurológico o dermatológico. Los síntomas de las parasitosis son: Vómitos, náuseas, rechinar los dientes al dormir, pérdida de peso y apetito, irritabilidad, desatención, problemas de sueño, prurito nasal y anal. Suelen ser muy contagiosas, por eso es preciso tratar a toda la familia. Para prevenir el contagio es preciso lavar muy bien los alimentos, no compartir toallas ni ropa interior con personas que puedan estar afectadas, combatir la presencia de moscas y no comer alimentos en los que se hayan posado estos insectos. Ante cualquier duda se debe consultar con el médico, quien indicará hacer un análisis de materia fecal, ya que las parasitosis pueden incluso ocasionar reacciones parecidas a la meningitis en los niños o lesiones en el colon y anemia perniciosa.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

diciembre 28, 2007

Pediatria homeopatica

Filed under: Bebes y niños — admin @ 4:24 pm

Pediatria homeopatica

El uso de homeopatía en los niños mantiene los principios generales de la doctrina homeopática: la ley de similitud, la experimentación en el individuo sano, el uso de un solo remedio y potencias que en este caso son infinitesimales. Es decir que no hay una diferencia en el uso del medicamento en el niño con respecto al adulto, sobre todo a partir de los 3 o 4 años.
Pero en el caso de los lactantes pueden surgir algunas diferenciaciones. Según el doctor Julio Ambrós, pediatra y homeópata, “con frecuencia recibimos a lactantes de diez días de vida, o veinte, con alguna patología y tenemos que recurrir al estudio de la madre durante ese embarazo. Sobre todo para tomar síntomas, si los ha habido, para acoplarlos y sumarlos a los pocos síntomas que nos da ese bebé en el momento del examen. Por ejemplo, hace poco me trajeron a un bebé de dos meses, que tenía aún una ictericia prolongada -ese tono amarillo en la piel que generalmente no dura más que unas horas o un par de días-. Pude obtener el remedio indicado a través de un temblor en el mentón que el chiquito mostraba. No había otra cosa, aparte del síntoma de la ictericia. En estos casos tenemos que aguzar mucho la percepción de los síntomas objetivos para encontrar una respuesta efectiva”.
El síntoma objetivo es lo que el médico encuentra, ve e interpreta en la consulta directa. Cuando se habla de niños, estos síntomas sólo traducen lo que se puede ver, pesar o tocar -un hígado grande, profusión de verrugas, etcétera-, y los otros síntomas deben tomarse a través del padre, de la madre, de una abuela… Y cada uno tiene su pensamiento, cada cual “explica” a su modo cómo es ese bebé. Muchas veces el síntoma que se encuentra en la consulta es anímico o de carácter (como ser una conducta o actitud). La homeopatía ofrece al pediatra una gran posibilidad, que es corregir los estigmas que el chico hereda.

LA FUERZA VITAL DEL NIÑO
Algo inmensamente útil en pediatría es la capacidad de reacción del niño. Este tiene una fuerza vital plena de energía y tiene menos patología que el adulto Desde la homeopatía, la respuesta del niño es fabulosa. Y la mayor contra es la ansiedad de los padres. Estos están acostumbrados al médico alópata que si el niño tiene un dolor le da un analgésico o tiene una infección y enseguida le da un antibiótico. La medicina “anti”: antibiótico, antiespasmódico, antifebril, antidiarreico… El pediatra homeópata, en cambio, tratará al niño de una manera totalmente distinta. En primer lugar, comprendiéndolo como un ser completo y global. No sólo se intetesará en el chico, sino también en todos y todo lo que lo rodea. Porque el la familia y el ambiente también pueden enfermar.
¿Cuántos niños enferman a partir de ingresar al colegio, y las personas dicen “Ah, sí, se contagió una gripe de algún compañerito…”. Esa es una posibilidad, sí, pero también podría ser que ese niño no se hubiera adaptado, y por esta razón se enferma. Porque se desequilibra, como prefiere decir un homeópata. Entonces mostrará trastornos en su fuerza vital, se hará más sensible a los cambios de temperatura y los trastornos alimentarios, a todo lo que lo rodea en el sentido de agresividad, emocionalmente…
¿De qué forma un niño expresa no haber podido adaptarse? Eso depende de la herencia. Si los padres o los abuelos son asmáticos, va a hacer episodios de asma. Si hay antecedentes de colon irritable, el niño tendrá un problema intestinal. De ahí la gran importancia y utilidad que esos datos familiares tienen para el médico en el momento de realizar el diagnóstico.
SÍNTOMAS Y ESFUERZOS CURATIVOS
¿Qué es lo que más ven los pediatras como motivo de consulta en los últimos años?
Los problemas alérgicos. Las infecciones de garganta, siempte tratadas con antibióticos, como las supuraciones de oídos, las enfermedades de piel, el asma y los broncoespasmos a repetición: situaciones que la medicina alopática no termina de manejar.
Cuando el pediatra da el medicamento homeopático, no solo se ve la mejoría específica sino que cambia todo: el carácter, el sueño y su relación con el mundo.
“Muchas veces me traen chicos agresivos y crueles”, relata el doctor Ambrós. “Esos que son mal vistos en los jardines de infantes porque muerden a sus compañeros o los golpean. Encontrando el medicamento que responde a los síntomas más importantes del chico, logramos el equilibrio general”.
¿Cuáles son esos síntomas más importantes?
Los cambios de carácter y los deseos instintivos. Tiene mucho valor que a un niño, por ejemplo, le gusten los alimentos grasos cuando otro los rechaza, o que el chico no quiera cosas dulces cuando se supone que todos las adoran, o que chupe la sal del salero o se desviva por la leche…Todos estos son datos de mucho valor que se agregan al conocimiento de ese niño.
Y luego viene la observación de los síntomas generales del niño. Por ejemplo, uno de los más importantes es la transpiración: hay chicos que mojan la almohada, y el médico alópata suele decir ante la consulta que eso no tiene importancia. Para la homeopatía la tiene, y mucha. La transpiración muestra un desequilibrio en el niño. Por ejemplo, los que transpiran muchos los pies, con fuerte olor es probable que estén expresando una gran autointoxicación y curando su organismo a través de eso. Sería un error muy grande combatir esa transpiración.
Esto remite a un principio básico, que nuestro asesor define así: “Respetamos los esfuerzos curativos de la fuerza vital de cada paciente”. ¿Qué significa esto? “Si usted vieta cuántas veces tratamos chicos asmáticos, en los cuales buceando los antecedentes personales nos encontramos con un eczema curado con una pomada; es decir, suprimido. Ese niño entonces ya no vuelve al especialista de piel, que está contento porque terminó con el síntoma. Pero a los seis meses aparece el asma. O la colitis ulcerosa, o las co-vulsiones, o la diarrea, o el cambio de carácter. Y entonces dicen: esto es otra enfermedad. No, señor, no es así”.
Uno de los grandes errores de la medicina alopática es considerar que las enfermedades no tienen relación de continuidad. Los homeópatas dan gran importancia a la historia biopatográfi-ca, que es la cadena de procesos que el niño tuvo desde que nació, si fueron respetados, si fueron suprimidos o mal tratados, etcétera. A veces, la actitud del alópata, suprimiendo las enfermedades como si fueran expresiones locales -cada especialista viendo al cuerpo por el agujerito de su especialidad: el oculista los ojos, el dermatólogo la piel, etcétera.-, les hace olvidar que el organismo es un todo.
¿Qué significa para un homeópata, hacer el diagnóstico de un niño?
Buscar el remedio que cubra los síntomas del momento y de su historia bio-patológica. Una vez pasado el cuadro agudo, lo que se buscará es qué remedio corresponde a ese niño cuando está en equilibrio, al que se llamará remedio constitucional. Mediante el mismo, el chico mantendrá un estado de salud general y permanente.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

diciembre 20, 2007

El poder curativo del llanto del bebé

Filed under: Bebes y niños — admin @ 11:41 am

Bebe

Sólo el hombre llora. Ninguna especie animal derrama lágrimas, ningún animal llora. Para el bebé, está claro, el llanto es la única manera de expresar lo que siente.
Es que cuando nace, el niño inhala su primera bocanada de aire y llora por primera vez, como saludando a la vida que acaba de nacer y estrenar sus pulmones.
El vigor demostrado en esa actividad resulta ser un parámetro que indica cómo funcionan sus pulmones. El recién nacido no vierte lágrimas, empieza a hacerlo recién a los cuatro meses.
Fisiológicamente, estas lágrimas cumplen una función protectora, combatiendo infecciones y lubricando el ojo, pero la razón del llanto del bebé es mucho más importante, por lo menos para él. Durante las primeras semanas de vida, es su único lenguaje, mediante el cual hace saber sí tiene frío, hambre o sed, entre otras cosas. Muchos factores provocan que el niño estalle en llanto: ruidos inesperados, luces fuertes y repentinas, y movimientos bruscos. La falta de compañía, sin embargo, es el motivo superlativo por el cual el bebé expresa con todo vigor su llanto.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

diciembre 19, 2007

Masajes para Bebes y Niños

Filed under: Bebes y niños — admin @ 11:41 am

Masaje Bebes

El masaje de bebés es un arte muy antiguo y, en Oriente, su práctica está muy difundida desde hace por lo menos 700 años. En China, el masaje Tuei Na infantil, se practica en los hospitales de Medicina Tradicional para tratar los trastornos comunes de la infancia como vómitos, fiebre, diarrea y convulsiones; y se utiliza a diario en jardines de infante donde los niños se aplican masaje para fortalecer la vista.
En India, se practica desde el nacimiento del bebé el masaje tradicional difundido en Occidente por Frédérick Leboyer, conocido como Shantala, donde se masajea todo el cuerpito desnudo, con un aceite vegetal tibio, apoyándolo sobre las piernas de la madre.

OCCIDENTE Y SU CHEQUEO CIENTIFICO
En Occidente, los beneficios del masaje en bebés y niños se observan con mayor atención desde hace aproximadamente 25 años; han sido tomados como tema de investigación y sus resultados difundidos en prestigiosas revistas del ambiente científico.
En una de ellas, Pedriatics, se publicó un estudio relacionado con la aplicación de masajes en bebés prematuros, los cuales ganaban un 47 por ciento más de peso si recibían masajes 15 minutos por día.
El resultado de este trabajo comprobó que los masajes generan en el cuerpo hormonas, que facilitan la absorción de los alimentos y, por lo tanto, se reduce considerablemente el período de hospitalización posparto .

FUNDAMENTOS DE LA EFICIENCIA
En la teoría de las medicinas tradicionales es fundamental el concepto de Energía Vital, fuerza que activa la vida en todos los seres del Universo y que fluye en el cuerpo a través de canales, denominados nadis en la tradición Ayurveda de India y meridianos en la tradición China.
La circulación y equilibrio de esta energía en el cuerpo del niño, determina cada aspecto de su desarrollo, su salud y su potencial; y el flujo de la misma puede verse afectado por factores físicos -como el sueño, la dieta y el ejercicio- como también por factores emocionales.
En ambos casos, el desequilibrio puede darse por excesos o insuficiencias: mala alimentación, rabietas, sobreexcitación, afectan el flujo de energía causando irritabilidad y problemas para dormir.
Al masajear las distintas partes del cuerpo se favorece el flujo de energía por los canales y, de esta manera, se fortalecen los órganos y sistemas que ellos irrigan. Cuando la energía fluye libremente, el niño crece sano y feliz.
El secreto de una buena salud, reside en que el cuerpo sea eficiente en la circulación de los nutrientes, y en la eliminación de sus toxinas.

SHANTALA PARA BEBES, PASO A PASO
Las técnicas de Shantala son las más apropiadas para los primeros tres meses de vida, ya que son suaves y no invasivas.
Cómo empezar
La mamá se coloca unas gotas de aceite sobre las palmas de las manos. Se frotan un poco, sin exagerar, y se inician los masajes. El aceite se usa como un medio de deslizamiento.
Posturas indicadas
Con la madre sentada en el piso, con las piernas estiradas hacia adelante, la espalda derecha y los hombros relajados. El bebé se coloca arriba, acostado sobre las piernas de la mamá, con la cabeza en dirección a los pies. Si una mamá quiere trabajarlo, pero no puede lograr esa postura, también puede hacerlo sentada en la cama, en una silla, o apoyando al niño sobre una mesa. Claro que siempre es mejor que la criatura mantenga el máximo contacto con el cuerpo de su madre.
Una sesión de Shantala se comienza a trabajar en el cuerpo del bebé de la siguiente manera:
El pecho
Desde el esternón hacia los hombros, luego se toma también el vientre y todo el pecho. Los movimientos de los masajes en la panza a veces son circulares, y otras como si estuviéramos barriendo líquidos desde el esternón hasta la vejiga. En el pecho hay movimientos lineales, como si se estuviera abriendo y alisando un libro desde el esternón hacia los hombros. Se lo estira y se lo abre con toda la palma. Apoyando todos los dedos, las yemas inclusive. Se trata de lograr el mayor contacto posible.
Brazos
Desde los hombros hacia las muñecas y las manos, llegando hasta los dedos y sus yemas. Generalmente se trabaja en forma de anillos, como haciendo pequeños torniquetes, donde una mano toma y gira para un lado y la otra sujeta más abajo y gira suavemente para el otro. Resbalando, bien desde la axila hasta las muñecas, y se termina siempre por los deditos. Se hace para que ellos vayan descubriendo, a través de su piel, lo largo, lo grande o lo pequeño que son.
Piernas
Desde las ingles, pasando por las rodillas, llegando hasta tobillos, a los pies, las plantas, los dedos y las yemitas de los dedos . También desde ingle se sube hasta los hombros, por los laterales, con movimientos lineales. Se usa una técnica de movimiento similar a la empleada en las extremidades superiores.
Espalda
Se efectúa una pequeña fricción, en forma de zig zag, desde los hombros hasta la cola. También se puede hacer desde los hombros, hasta la cola y hasta los pies. Como si fuera el movimiento del agua deslizándose hacia abajo. Tiene que ver también con lo que sucedía en el útero antes de que naciera y al nacer.
Cuidados especiales
•  No se debe ni tocar
ni masajear la mollera de la cabeza, durante los primeros tres meses de vida.
•  No se debe tocar el vientre hasta que el cordón no se haya desprendido, y hasta que
cumpla el mes.
Dé la misma manera, espere hasta el mes para tocarle bastante la cara.
Terminar con un baño
Sin jabón y con agua tibia. Ayudándolo a que flote, sabiéndolo sostener sin miedo (se lo sujeta desde el sacro y desde la base de la nuca). Se trata del último reláx en agua tibia, para desprender también cualquier resto de aceite que no haya sido absorbido por la piel.
Cuánto dura una sesión
Lo que el niño permita. Si el bebé facilita las cosas, en media hora está hecho. Lo puede recibir a la mañana, y luego a la tarde otra vez, si la mamá tiene tiempo. Si recibe un Shantala completo, es muy probable que después se quede dormido. Ni bien comienza la sesión, es frecuente que active todos los líquidos (hay que estar dispuesto a mojarse, porque el varón salpica para todos lados), así como también que despida todos los gases.

Cómo “acompañar” el  llanto de los bebés
El llanto es la manera en que los bebés se expresan. No debería molestarnos. Manteniendo una actitud relajada, debemos “escuchar” e interpretar ese llanto, tratando de descubrir su necesidad. Con el tiempo aprenderemos a diferenciar qué nos quiere decir con las diferentes maneras de llorar: tiene sueño, hambre   y … ¡aburrimiento! Los
bebés se aburren, y muchas veces lo que quieren es solamente escuchar a su madre y jugar con ella.
Pero si el tiempo pasa y no se calma, envuélvalo con una toalla firmemente y muévalo girándolo; esto le recordará el apretado “abrazo” del útero y los movimientos que la madre le propiciaba en su vientre, y lo ayudará a sentirse bien.

Para calmar las “rabietas” de los niños
Cuando su hijo tiene una “rabieta”,  no pierda el control. Sólo haga que ponga las manos cruzadas sobre el pecho, inclínelo hacia adelante con su cabeza metida entre las rodillas y manténgalo allí, golpeando su espalda con suavidad.
No lo castigue, nunca le pegue ni le sacuda la mano en la cara. Manténgalo en esa posición. Aplique un masaje a su columna; después de unos minutos la circulación de la sangre ayudará a que vuelva a la normalidad y el niño empezará a relajarse.
La relajación será tan intensa que, en muchos casos, el pequeño deseará dormir. Permítaselo. Póngale ropa caliente o envuélvalo en una manta. Pero esto nunca debe hacerlo con una actitud de castigo o con una emoción de ira. Trátelo siempre con amor.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

diciembre 18, 2007

Ropa cómoda y natural para bebés

Filed under: Bebes y niños — admin @ 8:26 pm

Ropa para bebés

La elección de la ropa para bebés suele ser un momento del embarazo al cual los padres prestan bastante dedicación. Sin embargo, muchos ponen a los colores y la moda en un primer plano, descuidando temas más importantes como las telas (naturales o sintéticas), el lavado y el tamaño. Estos tres ítem no son de menor importancia, ya que es necesario tener en cuenta que en ellos están implicados la piel y la movilidad.
NECESIDADES SEGÚN CADA ESTACIÓN
En especial durante los primeros meses, la cantidad de ropa con la que debe vestirse al bebé resulta una preocupación. En este sentido, cuando es recién nacido debe ponerle una capa más de ropa que la que los padres estén usando para mantenerlo cómodo y abrigado. No obstante, cuando la temperatura supere los 24/25 grados centígrados, podrá eliminar una capa. La piel siempre resulta la mejor prueba para saber qué cantidad de ropa ponerle. Si siente que los pies y manos del bebé están fríos, deberá agregar una capa. En contrapartida, si la piel está caliente y transpirada, lo ideal será quitarle una prenda.
Por último, si su bebé es prematuro o tiene poca grasa corporal, no podrá regular de manera correcta su temperatura corporal, por lo que es probable que necesite una capa más de ropa que cualquier otro bebé.
Comodidad y seguridad
A la hora de comprar la ropa para su bebé, deberá tener en cuenta algunos consejos que le serán útiles para evitar erupciones en la piel y procurar que se sienta cómodo y pueda moverse con facilidad.
– La calidad de las telas es sumamente importante. El algodón es ideal, ya que es suave y lavable. Además, a diferencia de las fibras naturales, las sintéticas no siempre absorben la transpiración.
•CONSEJO: Aunque la lana sea una fibra natural, no es recomendable utilizar prendas de este material, ya que puede irritar la piel del bebé. Además, si la ropa tiene mucho algodón, es probable que encoja después del lavado, por lo que deberá comprar por lo menos un talle más grande.
– En cuanto a la cantidad de ropa que se mencionaba anteriormente, hay que saber que el exceso de la misma restringe los movimientos del bebé. Por otra parte, hacen que el niño transpire, por lo que el posterior enfriamiento puede hacer que se resfríe.
– Las camisetas deben tener buena abertura en el cuello para no pasar por la cabeza del bebé ropa demasiado apretada que haga que se irrite.
EL LAVADO
Por lo general, la piel de los bebés es muy sensible a las sustancias químicas que se encuentran en la ropa nueva, en el jabón en polvo y otros residuos que quedan después del lavado. Por lo tanto, hay que lavarla de una manera especial para evitar problemas ^
RECOMENDACIONES
• Usar jabón blanco (en pan) para lavar la ropa de vestir y la de cama.
• Lavar todo a mano antes de que lo utilice el bebé por primera vez.
• Enjuagar todo por lo menos dos veces.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,