junio 20, 2011

Medicamentos embarazada

Filed under: Embarazo — admin @ 7:53 pm

ATENCIÓN CON ALGUNOS MEDICAMENTOS

Lo ideal es evitar la ingestión de cualquier fármaco durante el embarazo, a menos que el médico determine que el beneficio para usted es mayor que el riesgo que puede contraer el bebé. No se automedique y no haga ninguna consulta sin advertir al médico que usted está embarazada.

Etiquetas: ,

junio 19, 2011

Bañarse con agua caliente

Filed under: Embarazo — admin @ 7:37 pm

Cuidado con los baños calientes. Se considera que los saunas y los yacuzzis han sido responsables de anormalidades fetales, especialmente del sistema nervioso de los bebés, actuando de la misma manera como lo hace la fiebre. Cuando el cuerpo es sometido a excesivo calor durante un período considerable el cuerpo se recalienta y eso puede afectar al bebé. Evite los saunas y los yacuzzis, especialmente durante el primer trimestre y mantenga en niveles moderados la temperatura de su baño.

Etiquetas: ,

junio 16, 2011

Embarazo y trabajo

Filed under: Embarazo — admin @ 4:02 pm

Embarazo y trabajo
Esté atenta a aquellas tareas que podrían afectarla y a factores ambientales potencialmente riesgosos. Evite especialmente:
• Gases anestésicos (enfermeras, médicas, dentistas, anestesiólogas).
• Productos químicos que se usan en algunas industrias: plomo, mercurio, cloruro de vinilio, líquidos de limpieza a seco, emanaciones de pinturas y solventes.
• Animales que presentan riesgos de toxoplasmosis.
• Exposición a enfermedades infecciosas, especialmente a las eruptivas de la infancia.
• Exposición a desperdicios tóxicos de cualquier clase.
• Exposición a niveles excesivos de humo de cigarrillo, incluyendo el fumar pasivo, por ejemplo, en las oficinas sin restricciones para los fumadores.

Etiquetas: ,

junio 15, 2011

Productos tóxicos

Filed under: Embarazo — admin @ 2:30 pm

Tenga cuidado con las pinturas.

Manténgase alejada del removedor de pintura. Muchas veces, estos productos contienen sustancias tóxicas, como el clorhidrato de metileno. Si éste es inhalado, puede reducir la cantidad de oxígeno que el feto debe recibir. Pero el mayor peligro del removedor es que puede contener plomo o mercurio: cada vez es mayor la evidencia de que hasta una pequeña cantidad de plomo puede ser peligrosa para una mujer embarazada y su futuro bebé. Exponerse al plomo puede, a veces, producir abortos, nacimientos prematuros, enfermedades neurológicas y de desarrollo. Por su parte, el mercurio en grandes cantidades puede retardar el crecimiento y causar daños neurológicos. El uso del plomo fue prohibido en las pinturas en 1978 y el del mercurio a principios de los años noventa.

Etiquetas: ,

junio 14, 2011

Cuidados embarazo

Filed under: Embarazo — admin @ 11:21 am

Minimice su exposición. No importa de qué producto químico se trate -sea un limpiahornos o un desengrasante- la zona de trabajo debe estar muy bien ventilada. “Aún cuando ciertos vapores no sean venenosos, pueden causar náuseas a una mujer embarazada”, dice Kathryn Meier, especialista en información sobre intoxicaciones en el Centro de Control de Venenos de San Francisco, Estados Unidos. Lo mejor es ventilar el ambiente abriendo puertas y ventanas. El aire acondicionado sólo hará recircular los vapores.

Etiquetas: ,

junio 13, 2011

Cuidados del embarazo

Filed under: Embarazo — admin @ 8:50 pm

Lea las etiquetas. Observe todas las advertencias e instrucciones para el uso de cualquier producto químico para el hogar, use guantes o ropa protectora, si es indicado. Si no está segura de si el producto es apto para ser utilizado durante el embarazo, deberá consultar con su médico o con un Centro de Toxicología.

Etiquetas: ,

mayo 5, 2010

Embarazo

Filed under: Embarazo — admin @ 6:38 pm

Embarazo: El uso del aceite de jojoba aumenta la elasticidad de la piel y previene la flaccidez y las estrías tan comunes durante la gestación.

Etiquetas: , , ,

noviembre 2, 2008

La sexualidad en el embarazo

Filed under: Embarazo — admin @ 1:05 pm

Durante mucho tiempo, la sexualidad estuvo ligada desde lo socio-cultural, a la reproducción, con lo cual se excluían otras de las funciones esenciales que ella engloba

Con respecto a esto, señalamos la importancia de constituir una fuente de placer, reguladora de la autoestima y potenciadora de la creatividad. A su vez, una función vital y natural que refuerza la unión de la pareja.
Hoy en día, si bien asistimos a grandes cambios en cuanto al rol de la mujer, especialmente al rol de la mujer-madre-esposa, siguen presentes toda una serie de prescripciones, represiones y prejuicios en torno a la sexualidad. En relación al embarazo, aún más, porque a las vivencias propias de la mujer y de la pareja en este período, se le suman el peso de ciertos mitos y concepciones que reducen la sexualidad al campo de la genitalidad.
¿Cómo vive la mujer las transformaciones que en su cuerpo se van dando? Es precioso tener presente que cada mujer y cada embarazo son únicos, así como también son únicas e intransferibles las vivencias que se suscitan, y que pueden ir variando en estos nueve meses. Pero, en general, se pueden distinguir dos posibles “modalidades”: Por un lado, hay mujeres que experimentan un incremento del apetito sexual y un aumento de su sensibilidad erótica y por lo tanto, una mayor disposición a mantener relaciones. Estas mujeres viven el embarazo como una revalorización de su femineidad. Por otro lado, hay mujeres que sufren vivencias negativas: sienten temor de no ser ya “lo suficientemente atractivas”, se sienten de alguna manera, disminuidas e inseguras, y necesitan “fuertes dosis” de ternura de parte de su pareja. De lo contrario, podrían experimentar cierto rechazo o desinterés por la intimidad sexual.
¿Cómo vive el hombre los cambios que va experimentando su mujer y la dinámica de pareja? Algunos hombres tienden a comportarse de forma paternalista y en ocasiones, se muestran sobreprotectores. Otros, encuentran dificultades para adaptarse a estos cambios y no les resulta sencillo sobrellevar las reacciones y sentimientos “nuevos’que no comprende
y que se van presentando en la vida cotidiana, lo cual los lleva a mostrarse como “distantes”.
Actualmente, se habla de la “pareja embarazada”, concepto que integra las vivencias de ambos integrantes de la pareja, y que implica un embarazo compartido, que involucra y responsabiliza tanto a la mujer como al hombre en situación de coprogenitores.
Tanto ella como él, sufren un “desajuste” y aparece, como ante todo cambio, una ruptura del “equilibrio u orden” en la dinámica conyugal, que es parte natural de un proceso, y que tienen que ver con la asunción de la condición materna y paterna. Esto significa que, la existencia de un embarazo en curso, requiere de una adaptación que, muchas veces, no está excenta de conflictos.
Muchas de las dificultades o “desencuentros” que se dan las parejas de futuros padres, alteran su vida sexual. Por otra parte, encontramos parejas que en este período que transitan, disfrutan más plenamente de su sexualidad, una vez que disipan ciertas dudas con el obstetra.
La mayoría de las dificultades se vinculan a miedos, fantasías y ansiedades, que paulatinamente se van superando. Dentro de las más comunes, hallamos el temor a causar daño al bebe durante el coito, la disminución del deseo sexual de parte de uno o de ambos cónyuges, los altibajos emocionales, los sentimientos ambivalentes con respecto al embarazo, etc.
Resulta fundamental erradicar los temores infundados porque éstos, de algún modo, pueden dominar a la pareja y desgastarla. Consideramos que, siempre que el embarazo esté transcurriendo con toda normalidad y no existan riesgos ni para la madre ni para el bebé, no habría razón para suspender las relaciones sexuales. En todos los casos, deben tenerse sen cuenta los lineamientos del obstetra mes a mes, evaluando la conveniencia de mantener relaciones, abstenerse o tener en cuenta ciertas precauciones, según historia clínica y evolución del embarazo de su paciente.
Consideramos beneficioso que ambos cónyuges asistan a la consulta para superar posibles dificultades que pueden aparecer y sentirse más seguros. A la vez, destacamos la importancia de que alimenten una buena comunicación, generando espacios de intimidad, de expresión, de disfrute compartido, y así poder vivir este período con mayor armonía y placer.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

mayo 18, 2008

Analgesia del parto

Filed under: Embarazo — @ 9:14 pm

epidural

Desde sus orígenes, la Humanidad tomó conciencia de que el trabajo de parto implica dolor, esfuerzo y riesgo. Todas las culturas, hasta nuestros días, educaron a múltiples generaciones de mujeres en la resignación y la ignorancia, que derivaron en temor ante el trance del parto
La solidaridad hacia la parturienta se expresó por medio de prácticas religiosas, supersticiosas, mágicas y médicas, acompañadas de una escasa o nula información.
La medicina moderna no pudo permanecer ajena a la problemática del dolor en el parto y desfilaron variadas técnicas para aliviarlo: analgésicos orales o inyectables, inhalación de anestésicos generales, infiltración con anestésicos locales de nervios, a través de las paredes de la vagina, etc. En 1847 el Dr. Simpson adoptó el cloroformo. El método se extendió y adquirió mayor relevancia después que la Reina Victoria diera a luz al Príncipe Leopoldo, mientras recibía cloroformo de manos del Dr. Simón Snow. La “Anestesia a la Reina” fue el origen de técnicas inhalatorias de alivio del dolor en el parto, abandonadas luego de algunos decenios por causar riesgos para la madre y para el recién nacido.
En general, todos estos intentos fracasaron por diversas causas: ser escasamente eficaces en el alivio de la parturienta; interferir en el trabajo de parto; ser riesgosos para la madre y el recién nacido; etc.
Analgesia peridural
Hoy en día hablar de analgesia en el parto es casi sinónimo de analgesia peridural. Este procedimiento consiste en bloquear los “mensajes” que se trasmiten por los nervios a nivel del espacio peridural, por fuera del raquídeo o dural (sin alcanzar el líquido céfalo-raquídeo ni tocar la médula espinal), a las raíces nerviosas que conducen al sistema nervioso central las sensaciones dolorosas provocadas por el parto, sin afectar las contracciones del útero ni la circulación placentaria que nutre al feto.
Pretende aliviar a la madre, no anestesiarla totalmente a costa de la prosecución normal del parto o de la vitalidad del recién nacido. Requiere el consentimiento y la colaboración de la paciente, y se puede iniciar desde los cuatro centímetros de dilatación.
Se traslada la paciente a Sala de Parto y, en condiciones de asepsia absoluta, con anestesia local previa, se inserta un catéter (tubo de plástico) muy fino, a nivel de la zona lumbar, por medio de la colocación de una aguja, la cual se retira,
quedando sólo el catéter. El procedimiento es muy poco molesto e insume diez o quince minutos y el alivio comienza a los diez minutos de realizada la punción. Las dosis sucesivas -tantas como sean necesarias hasta finalizar el parto, se realizan en la habitación, a intervalos variables, generalmente cercanos a las dos horas en la medida en que la madre comienza a experimentar nuevamente dolor. Cada nueva inyección es totalmente indolora ya que se realiza a través del catéter.
En caso de que fuera necesaria una cesárea, se refuerza la analgesia convirtiéndose ésta en una verdadera anestesia peridural, permitiendo a la paciente asistir consciente y sin dolores a la intervención quirúrgica y al nacimiento del niño. El recién nacido no es afectado por esta técnica cuando es correctamente realizada y los controles de vitalidad son superiores, estadísticamente hablando, a los de los bebés nacidos por partos sin analgesia.
Resultados exitosos
Los resultados en cuanto a alivio del dolor, en manos de médicos competentes, son aproximadamente: 85% éxito total, 12%) éxito relativo y un 3% sin éxito en el alivio.
Las contraindicaciones son muy escasas y hasta excepcionales. Las mismas pueden tratarse de pacientes con infecciones en la piel donde se realizará la punción o de pacientes con severas desviaciones de la columna vertebral.
La habilidad del técnico estriba en mantener el equilibrio de calmar el dolor sin interferir con la normal evolución del parto ni deprimir al recién nacido.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Hábitos intestinales

Filed under: Embarazo — @ 8:55 pm

Hábitos intestinales

Durante el embarazo es común que la mujer experimente ciertas dificultades relacionadas a los hábitos intestinales. Esto significa que puede aparecer constipación, a veces pertinaz, así como también, hemorroides.
En ocasiones, la expulsión de heces duras, se asocia con la presentación de fisuras sangrantes y dolorosas en la mucosa rectal. Todas estas molestias se producen en forma secundaria a la relajación generalizada de la musculatura lisa, a la compresión que ejerce el útero en crecimiento sobre el colon, al comienzo del embarazo, y al final de éste, por la cabeza fetal o la parte fetal que se presente.
¿Qué se puede hacer para prevenir o revertir tales molestias?

En primer lugar, destacamos la importancia de una dieta rica en fibras vegetales, que además de aportar a la futura madre vitaminas y minerales fundamentales para el normal desarrollo del embarazo, facilitan el tránsito intestinal. En este sentido, las verduras de hoja, compotas de fruta, las semillas y cereales integrales resultan muy beneficiosos. En casos de estreñimiento severo, puede ser útil adicionar germen de trigo, salvado, lecitina de soja, miel, mayor proporción de verduras cocidas, yogur, al tiempo que se evita o limita el consumo de alimentos refinados, harinas blancas, embutidos, golosinas e irritantes como los picantes o el café.
A su vez, es conveniente beber abundante líquido, preferentemente agua sin gas. No es recomendable utilizar sustancias purgantes ni realizarse enemas, teniendo presente que ante todo cambio o desequilibrio en los hábitos intestinales, es básico consultar al obstetra tratante para seguir sus lineamientos.
En segundo lugar, la práctica diaria de actividad física como ser caminar o hacer ejercicio moderado, predispone a hábitos intestinales más saludables y regulares.
En tercer lugar, es recomendable reducir stress y ansiedad, ya que son elementos que, ocasionalmente, también, influyen. Esto implica no caer en sobreexigencias y respetar el tiempo de descanso del organismo.
Cabe señalar, que a la situación fisiológica vital que la mujer transita y sus correlatos hormonales, se le integran las vivencias psicológicas propias de este período. Esto implica que, en la aparición de irregularidades en la movilización intestinal, ya sea el estreñimiento recurrente, la más habitual, o esporádicas diarreas, podrían estar interviniendo factores de índole subjetiva. Entre otros, a un nivel que escapa de lo conciente, se ponen en juego fantasías y mecanismos que, con cierta frecuencia, interfieren con la normal evacuación intestinal.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,