junio 14, 2010

Feromona

Filed under: Sexualidad — admin @ 1:04 pm

El secreto de la atracción
Siempre se creyó que un cuerpo perfecto o una manera de ser sensual eran los ingredientes principales para atraer al sexo opuesto, pero no es así: según investigaciones científicas, el atractivo sexual se debe a unas sustancias naturales llamadas feromonas.

Feromona” es una palabra que deriva de dos palabras griegas: pheran (“transferir”) y horman (“excitar”). El naturalista francés Jean Henri Fabre descubrió que las polillas masculinas volaban desde lejos para visitar a una polilla hembra enjaulada en su laboratorio, y desde ese momento los científicos se abocaron a investigar los efectos de las feromonas. Las glándulas apocrinas de la axila y los alrededores de los órganos genitales producen estas sustancias, que envían señales al órgano vemeronasal (OVN), que se encuentra dentro de la nariz. El OVN transmite estos mensajes a la parte del cerebro que gobierna las sensaciones básicas, como alegría, cólera, amor, odio y despertar sexual. Sin embargo no fue sino en 1986 que el doctor Cutler, director del Instituto Athena de Pennsyl-vania, de Estados Unidos, comenzó a documentar sus efectos.
En los seres humanos, las feromonas se activan en la pubertad. Aunque no somos conscientes de su presencia en otro cuerpo -no podemos “olerías”-, ellas encienden el impulso sexual: el doctor Cutler fue recolectando sudor de las axilas de mujeres y hombres de aproximadamente 20 años, separando
las bacterias y el olor, y usando el extracto: en un estudio realizado en mujeres, el 36% de las féminas expuestas a las feromonas había tenido sexo durante las primeras tres semanas del estudio. Entre quienes recibieron un placebo, en cambio, solamente el 11% tenía sexo de manera semanal. A otro grupo de 38 hombres se les agregó una solución de alcohol y feromonas a su perfume. Ninguno sabía cuál le había sido dado. Después de 8 semanas de usar la colonia, el 47% de los usuarios del perfume con feromonas dijeron que habían tenido más sexo que el habitual.
Los que usan estos productos dicen que la gente en general les presta más atención, los escuchan más cuando hablan y son más amistosos en situaciones sociales.
Hoy están disponibles en el mercado diferentes productos con feromonas, tanto para hombres como para mujeres. La mayoría se fabrica con versiones sintetizadas en laboratorio de hormonas masculinas y femeninas: debido al calor del cuerpo, al rociarlo en la piel se evaporan rápidamente, y por eso producen una acción instantánea de atracción.

Etiquetas: , , ,

junio 11, 2010

Deseo

Filed under: Sexualidad — admin @ 3:06 pm

Las mujeres siempre sienten menos deseo: falso.
Las mujeres sienten un deseo sexual diferente, pero no menor.

Etiquetas: , , ,

junio 10, 2010

Mitos

Filed under: Sexualidad — admin @ 3:03 pm

Los hombres siempre están dispuestos a hacer el amor: falso.
Muchos hombres hasta se sienten molestos ante esta idea de que siempre tienen que estar “disponibles” sexualmente. Además, cuanto más grandes son, más reconocen la necesidad de amar, de intercambiar, para que la sexualidad sea en
verdad placentera en todos los sentidos.

Etiquetas: , ,

febrero 23, 2009

Sexualidad

Filed under: Sexualidad — admin @ 1:39 pm

PARA RECUPERAR LA ENERGÍA SEXUAL DE LAS PERSONAS OBESAS
Ingredientes: 1 litro de agua, 50 gramos de yemas secas de abedul, trituradas, (ó 100 gramos de frescas), 10 gramos de canela en rama, troceada y 100 gramos de miel.
Preparacion: hervir, durante 5 minutos, el agua con las yemas y la canela. Retirar del fuego y dejar reposar 15 minutos. Colar y verter en un frasco, agregar la miel y remover bien hasta que ésta se diluya. Conservar bien tapado.
Indicacion: Tomar 2 tazas por día, lejos de las comidas, una en ayunas y la otra por la noche. Continuar el tratamiento por espacio de 3 semanas

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

noviembre 1, 2008

Cuando la mujer no siente placer

Filed under: Sexualidad — admin @ 11:37 am

La anorgasmia femenina es considerada una de las disfunciones sexuales más comunes. No se trata de frigidez, sino de la falta de experimentación de orgasmos durante las relaciones sexuales. Conozca las causas y los tratamientos posibles.

El orgasmo femenino es un proceso complejo, que tiene componentes biológicos, psicológicos y sociales. Estos últimos son claves,dado que estudios antropológicos demuestran que en aquellas culturas en que se permite que la mujer disfrute del sexo como lo hace el hombre, la mujer tiene orgasmos. Mientras que en culturas que se censura el placer femenino, la mujer tiene muchas más dificultades para alcanzar un orgasmo.
Asimismo, la mente humana recibe los estímulos sexuales del cuerpo. La respuesta a ellos será procesada de acuerdo a normas de usos y costumbres aprendidos y practicados. Por ejemplo, si la mujer tiene sentimientos positivos hacia el sexo,disfrutará de él; por el contrario, si de manera consciente o inconsciente considera el sexo como algo peligroso y sucio, difícilmente podrá gozar. En este sentido,la anorgasmia es la ausencia persistente del orgasmo,después de una fase adecuada de excitación en la actividad sexual. Se trata de un problema que puede ser diagnosticado y tratado y, en la mayoría de las situaciones, curado. Este cuadro no es un trastorno ocasionado únicamente por factores orgánicos (enfermedades) o por trastornos de tipo mental (depresión), es una interacción de múltiples factores.

No es frigidez
Popularmente este cuadro se lo denomina con el término “frigidez” y allí surge el temor de las muchas mujeres que recurren a la consulta para saber si son,o no,”frígidas” Sin embargo, actualmente, la sexología desglosa este cuadro en dos bien diferenciados: -La mujer que tiene poco o ningún placer erótico ante la estimulación sexual.
-La mujer que, aunque puede excitarse en determinadas circunstancias, no llega al orgasmo o lo logra con gran dificultad. Asimismo, hay que diferenciar también a la mujer que nunca ha experimentado placer erótico con nadie y en ninguna situación, de aquellas que han respondido en alguna ocasión a la estimulación adecuada y al placer sexual, y dejan de responder sólo en situaciones específicas.
Cabe aclarar que la anorgasmia no es frigideces una ausencia de orgasmo recurrente, que persiste en el tiempo sin modificaciones. En síntesis: es una falta de respuesta cerebral a los diferentes estímulos, que sirven para que la mujer sea excitada en los puntos del cuerpo que posee para tal finalidad.

Tipos
Existen varios tipos de anorgasmia femenina:• Primarias. En aquellas situaciones donde la mujer nunca pudo tener un orgasmo desde el inicio de la actividad sexual,fenómeno que puede durar algún tiempo (meses,a veces años). Sucede en el 10% de los casos. -Secundarias.Sucede cuando luego de un período determinado de haber tenido orgasmos normalmente,la mujerya no los tiene. Tradicionalmente se la denominaba “frigidez sexual” término que prácticamente se ha sido erradicado de la sexología, por su connotación peyorativa, ya que etimológicamente significa “frialdad total” (anestesia sexual total y primaria) para todo estímulo erótico. •Total. Es aquella que acontece cuando la mujer no logra el orgasmo con ningún estímulo.
• Parcial. Es aquella por la cual la mujer logra el orgasmo con determinado estímulo y no con otro. Por ejemplo, puede darse el caso de que tenga orgasmo por autoestimulación a solas,y no en compañía,o que lo logre sólo estimulando su clítoris durante el coito, o sólo por estimulación manual de su compañero o sólo durante la penetración.
• Situacionales. Cuando sólo consigue tener orgasmos en determinadas circunstancias, formas de estimulación o con determinados compañeros sexuales (por ejemplo, pueden llegar al orgasmo mediante la masturbación, pero no durante las relaciones de pareja, o alcanzan un orgasmo con una pa-reja.ynoconotra).
•Coital. Sucede cuando la mujeres incapaz de llegar al orgasmo durante la penetración, pero si lo consigue con otro tipo de actividad sexual, como por ejemplo caricias o estimulación directa del clítoris. Hay que resaltar que la ausencia de orgasmo, sostenida en el tiempo, puede provocar dolor pelviano crónico, prurito y flujo vaginal,por la falta de descarga de la sangre acumulada en los genitales durante la excitación. lncluso su ausencia puede llevar, paulatinamente, a la inhibición del deseo sexual y a la evitación de situaciones sexuales, como forma de defenderse ante la frustración.

¿Por qué?
Existen varias causas que ocasionan este cuadro,y se dividen en:
♦ Causas orgánicas. En el desarrollo del orgasmo intervienen una serie de contracciones musculares -originadas por vía refleja-, de los músculos de la vagina. Los estímulos que aumentan la tensión y producen el climax provienen de estructuras nerviosas localizadas en el clítoris y en la vagina. Cualquier alteración de las estructuras nerviosas que llevan la información al cerebro -como una enfermedad, medicamentos, drogas o un traumatismo-, pueden ocasionar trastornos en el orgasmo. Es responsable sólo del 5% de los casos.
♦  Causas psicógenas. Dentro de este tipo de causa, la más frecuente es la ansiedad relacionada con la expectativa del orgasmo y la autovigilancia en las relaciones sexuales. Alcentrar la atención en el orgasmo e intentar controlarlo,en la mayoría de los casos lo único que se logra es inhibirlo. Una gran influencia en la inhibición del orgasmo,se observa también cuando aparecen sentimientos de culpa relacionados con creencias erróneas sobre el derecho de experimentar placer o sentimientos ambivalentes hacia la pareja con la que se está en discordia. Asimismo, otros factores psicológicos desencadenantes son conflictos edípicos irresueltos, duelos de seres queridos, fobias sociales y sexuales (fobia a la penetración y los genitales), ataques de pánico, antecedentes de abuso sexual o violación, depresión o enfermedades bipolares. Entre otras causas comunes figuran:
♦ Una mala estimulación por parte del varón, que no sepa cómo excitar a la mujer.
♦ Enfermedades neurológicas o metabólicas graves (problemas hormonales, hipotiroidismo, diabetes avanzada), los tumores, las operaciones castratorias que pueden afectar la respuesta orgásmica.
♦ La ingesta de determinados fármacos, como narcóticos, antidepresivos y sedantes.
¿Cómo se resuelve?
En el caso de las anorgasmias primarias, el principal objetivo consiste en ayudar a la mujer a que pueda tener su primer orgasmo, teniendo siempre presente que la causa más importante puede ser la obsesión por conseguirlo. Para resolver esta situación, una de las estrategias más utilizadas es la autoestimulación, dado que, como el cónyuge no participa, la mujer no siente la presión de su demanda y no tiene que preocuparse por él. Una vez alcanzados los primeros orgasmos, psicológicamente puede haberse adquirido cierta tranquilidad. En las fases siguientes, el tratamiento se dirige a extender dicha satisfacción a las relaciones con la pareja.
En aquellos casos de anorgasmia secundaria, el tratamiento está dirigido hacia las posibles causas del cuadro,buscándose fundamentalmente en tres áreas:trastornos orgánicos o por medicamentos, problemas con la pareja y trastornos psicológicos (ansiedad, depresión,etc).
Por último, en las anorgasmias situacionales, deberán identificarse cuáles son las situaciones en las que aparece esta disfunción, para intentar modificarlas o evitarlas.

CONSEJOS PARA LA CAMA
Si el hombre desconoce cuáles son las zonas corporales más sensibles de su pareja, o qué tipo de estimulo, con qué ritmo y frecuencia lo necesita, deberá esperar a que su mujer le marque dónde y cómo hacerlo. Para poder congeniar y conocerse recíprocamente, es imprescindible el diálogo abierto entre los miembros de la pareja, acerca de los gustos, preferencias y necesidades sexuales de cada uno.
Tener en cuenta la importancia del juego sexual previo a la penetración. Las mujeres necesitan entre 20 y 40 minutos para que su cuerpo esté disponible para completar la respuesta sexual. Por supuesto que esos tiempos varían según la personalidad de cada mujer, del tipo de relación de pareja, del conocimiento y la confianza recíprocas, entre otras cuestiones. Dejar de lado las sensaciones ajenas a la pareja. En el momento de mantener relaciones, la mujer deberá dejar de lado el enojo, la preocupación y la tristeza. Si no logra hacer esto, no se excitará.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

septiembre 26, 2008

La sobreexigencia sexual

Filed under: Sexualidad — admin @ 12:32 pm

Varias veces se ha hablado de los problemas que ocasiona la falta de actividad sexual. Sin embargo, pocas veces se mencionan los efectos que pueden tener los excesos en el sexo sobre el cuerpo humano.

Quizá sea por la exigencia social, o tal vez por el llamado instinto de autosuperación. Lo cierto es que muchos hombres y mujeres -sobre todo los primeros- tienen dificultades en el lecho a causa de lo que los científicos denominan sobreexigencia sexual.
El doctor Julius Rothers, especialista en sexología del Ohio Institute of Research, en los Estados Unidos, sostiene que “el sexo es un arma de doble filo: puede ser utilizado en función del goce individual o de la pareja, pero también puede terminar resultando fatal para uno o para ambos amantes.”
Según el especialista norteamericano, en los últimos diez años las estadísticas respecto de este tema han crecido de manera alarmante. Cada vez más personas sufren accidentes cardíacos (pre-infartos o infartos) durante el coito. Estos guarismos llevaron al grupo de investigadores que comanda el doctor Rothers a desarrollar un intenso estudio, cuyos resultados se conocieron a mediados del mes de diciembre de 1996. Algunas de las conclusiones de esta investigación indicaron que:
♦  La sobreexigencia sexual puede ser perfectamente prevenida. Sólo es necesario una buena campaña de información, aunque debe lucharse contra el mito social de relacionar la cantidad sexual con la calidad.
♦  Los individuos con afecciones cardíacas son los que más predisposición tienen a sufrir la sobreexigencia.
♦  Las personas que más expuestas están a las consecuencias de la sobreexigencia sexual son las que están cerca de los cuarenta años.

En qué consiste la sobreexigencia
Podemos definir a la sobreexigencia sexual como una patología que deviene de la saturación de las posibilidades físicas y mentales del individuo en su vida sexual. Una persona que intenta sobreponerse al límite que le indica su organismo está lista para ser advertida por su propio interior. Las formas en que la sobreexigencia se manifiesta durante el acto sexual es a través de la aceleración del pulso y del ritmo cardíaco, calambres, oscurecimiento de la visión, mareos, pérdida del conocimiento, falta de oxígeno y hasta la paralización de la actividad cardíaca.
Lo que el individuo experimenta, según sostiene el doctor Rothers, es algo parecido a lo que siente en los momentos previos al infarto, aunque la sobreexigencia no siempre se manifieste a través de este mal. Otra manera de expresión del cuerpo es el calambre muscular o la contractura. Estas señales jamás deben ser ignoradas. Siempre debemos recordar que el dolor es la indicación de nuestro organismo de que debemos decir alto a la actividad.
Este tipo de manifestaciones se verifican especialmente entre los hombres, que generalmente se encargan de hacer apuestas para comprobar quién es el más resistente y el más fuerte en materia de sexo, y los que más ven tocados su orgullo a la hora del sexo. Esto es mucho menos común entre las mujeres, aunque también podemos hallar varias sobre-exigidas sexuales entre ellas.

Cómo manejar los excesos
Hay dos factores que todo individuo con riesgo de padecer las manifestaciones de la sobreexigencia sexual debe considerar:
♦  El factor social: como primera medida hay que alejarse de las competencias y apuestas sexuales. No hay cifra ni récord que indique el grado de satisfacción de la pareja en un coito. No siempre es más feliz el hombre que puede eyacular dos veces consecutivas sin descansar, ni tampoco su pareja. La satisfacción sexual es un valor que muchas veces se deja de lado y, en realidad, debería ser la real preocupación de los amantes.
♦ El factor clínico: un individuo con cardiopatías o con serios problemas musculares debe estar alerta en el momento de la práctica sexual. Nunca debe olvidar consultar al especialista respecto a este tema y mantener relaciones sexuales acordes no sólo con sus gustos, sino también con sus posibilidades. Coitos pausados y bien espaciados son imprescindibles para estos individuos.
Por último, el doctor Rothers recuerda que los hombres que no aceptan sus limitaciones, especialmente las que devienen con la edad, son los más expuestos a padecer los riesgos de la sobreexigencial sexual.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

mayo 10, 2008

Enfermedades de transmisión sexual

Filed under: Sexualidad — @ 8:40 pm

Enfermedades de transmisión sexual

Se denominan “Enfermedades de transmisión sexual” o E.T.S. a diferentes afecciones que puede contraer un hombre o una mujer contagiadas a través de una relación sexual, y si bien puede haber otras formas de contagiarse, esto es excepcional.

Cuando yo empecé a estudiar, a estas enfermedades se les llamaba “enfermedades venéreas” y eran cuatro o cinco, ahora se reconocen como E.T.S. cerca de veinticinco enfermedades. En esa época estaba encabezada por la sífilis, hoy lo es por el sida y le seguía la gonococcia, el chancro blando, la linfogranulomatosis, el granuloma venero, a lo que se fueron agregando otras enfermedades como: clamidiacis, vaginosis bacteriana, trichomoniasis, moniliasis, papiloma-virus, herpes-virus, hepatitis b, etc., etc.
En la mujer las manifestaciones más frecuentes de las diferentes E.T.S., se pueden resumir en : flujo y erosiones o úlceras en el aparato genital.
El flujo, que es la secreción excesiva, que sale por los genitales externos, es la consecuencia, es la expresión y no la causa de la E.T.S.. Ese flujo tendrá diferentes características (color, olor, consistencia, etc.) según sea la E.T.S.
Se debe aclarar, qué hay un flujo que es normal, fisiológico, el cual tiene un aspecto mucoso, transparente, inodoro, que aparece en diferentes momentos de la vida de la mujer. Así por ejemplo, éste puede verse en los días que ocurre la ovulación, o también aparece flujo en los juegos eróticos pre-relaciones sexuales, o en la embarazada. Pero hay un flujo patológico, éste sí, es la expresión de una infección genital, el cual ya no será mucoso, como clara de huevo, sino que podrá ser más consistente, más espeso, de color amarillo, con aspecto de pus o amarillo verdoso o grisáceo o sanguinolento, etc.. acompañado de olor fétido u olor a pescado, variando con el tipo de E.T.S.
Otra manera de exteriorizarse una E.T.S. es por una ulceración o erosión en los labios vulvares, capuchón y clítoris, en el periné, en el ano, en la vagina, en la boca, etc.
Para que se entienda mejor, una ulceración es una llaguita, que puede ser única o múltiple, de alrededor de 1/2 a 1 cm. de diámetro, dolorosa o indolora, que a veces dura ocho a diez días, otras como en la sífilis dura un mes y desaparece, pero eso no significa que la sífilis se curó. Otras veces las úlceras son múltiples y muy dolorosas como en el herpes vulvar. Otras veces la ulceración se acompaña de un agrandamiento de los ganglios, otras, esas ulceraciones resuman escasa secreción.

DIAGNOSTICO
El lector podrá preguntarse si mirando el tipo de flujo o el aspecto de la ulceración se puede hacer un diagnóstico de la E.T.S. que los produce. Se puede hacer un diagnóstico, aproximativo, que muchas veces es totalmente certero, cuando el flujo o la úlcera tiene las características típicas. Pero se debe completar con exámenes paraclínicos que variarán según sea la E.T.S. sospechada.
Así por ejemplo, si el flujo es blanco, espeso, grumoso como leche cortada y le produce picazón, en lo primero que hay que pensar es en una candidiasis, es decir en hongos. Hay circunstancias que favorecen la aparición de los hongos, son ellas: ingesta de antibióticos, diabetes, embarazo, uso de anticonceptivos orales. Si en cambio el flujo es de color grisáceo, con olor a pescado en descomposición, debemos pensar en vaginosis bacteriana.
Y si el flujo es amarillo-verdoso, de aspecto espumoso que produce mucho prurito, pensaremos en trichomoniásis. También con el examen clínico podemos orientarnos si se trata de una lesión ulcerada.
Si es única, indolora, dura con un fondo amarillento y con ganglios inguinales, pensaremos en sífilis. En cambio si son pequeñas ulceraciones muy juntas, que duelen mucho, pensaremos en un herpes.
Es decir, el examen clínico siempre debe hacerse y será completado con los estudios que el caso necesite.
Como reflexión final sobre el tema de las E.T.S. diremos: Como siempre en medicina, dirigirse primero a la profilaxis y en E.T.S. con más razón y para eso recordar:
♦ Pareja única estable.
♦ Utilización correcta del preservativo.
♦ Consulta precoz ante cualquier síntoma o ante un contacto dudoso.
Cumplimiento estricto de los tratamientos.
Tratarse la mujer y a la vez su compañero sexual.
Cumpliendo con estos consejos se lograrán disminuir todas las E.T.S. y no sólo el sida, que si bien es actualmente el más grave, también pueden serlo las otras enfermedades de transmisión sexual, que actúan como favorecedores en la aparición de un cáncer genital.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

abril 20, 2008

Receta para una buena salud incluye sexo un par de veces por semana

Filed under: Sexualidad — @ 10:16 pm

pareja

El sexo una o dos veces por semana es la mejor receta para mejorar las defensas del cuerpo humano, según un reciente informe difundido por psicólogos. Según el estudio, el sistema inmunológico del cuerpo humano se puede ver afectado por el sexo y por la frecuencia con la que se practique. De este modo, el sexo ha pasado a formar parte de ese gran cúmulo de experiencias que son buenas para el hombre, siempre que sean ejercitadas con moderación. Contra la creencia de algunos de que el celibato y la abstinencia sexual es buena para la salud, el estudio indica que el sistema inmunológico del cuerpo humano es más resistente en aquellos que hacen el amor una o dos veces por semana que en aquellos que nunca lo han probado. Sin embargo, los abusos nunca son buenos y el índice de defensas baja en aquellos que dedican su vida al sexo o, simplemente, superan la cuota semanal practicando su amor sexual en tres o más ocasiones a la semana. Aquellos individuos sexualmente activos pueden quedar expuestos a un mayor número de agentes infecciosos ante los que el sistema inmunológico responderá liberando más Inmunoglobulina A. Los niveles
de Inmunoglobulina A, antígeno que se encuentra en la saliva y otros fluidos de las mucosas, han sido los utilizados en este estudio para analizar la robustez del sistema de defensas del cuerpo humano. Su aumento es del 30 por ciento en aquellos que hacen el amor una o dos veces por semana, más preparados así contra los catarros o los procesos gripales que los célibes o los que mantienen una ajetreada vida sexual.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

abril 14, 2008

La Anorgasmia y sus diferentes causas

Filed under: Sexualidad — admin @ 1:03 pm

Anorgasmia

¿Qué es la Anorgasmia?
Es una disfunción sexual femenina bastante frecuente, que consiste en el bloqueo de la capacidad de tener orgasmo, aún cuando pueda existir excitación. Hay diferentes tipos de anorgasmia: Es Primaria cuando nunca se ha obtenido el orgasmo a través del coito, masturbación, o cualquier otra actividad sexual, o Secundaria si tras una época de haber tenido orgasmos con normalidad, se deja de experimentarlos.
A su vez es Absoluta si dicha incapacidad es total, Relativa cuando se da en algunas formas de actos sexuales y en otras no, o Situacional cuando solo se presenta en determinadas circunstancias.
¿Cuales son las causas de la Anorgasmia?
Las Causas Orgánicas sólo representan el 5% del total y refieren básicamente a problemas endocrinológicos, neurológicos o ginecológicos.
Las Causas Psicológicas son las mas frecuentes y nos remiten a anteriores experiencias sexuales traumáticas, falta de información o educación sexual, educación represiva, miedo al embarazo, ansiedad, angustia, depresión, problemas de relación o comunicación con la pareja, monotonía en las relaciones, sentimientos de culpa, exceso de autovigilancia, miedo a perder el control sobre los sentimientos, etc..
¿Cuál es el tratamiento para la Anorgasmia?
El tratamiento psicoterapéutico se dirige a eliminar las actitudes negativas y prejuicios en torno a la sexualidad en general y al orgasmo en particular, y a mejorar la comunicación en la pareja, complementado con un programa de ejercicios de focalización sensorial. Con la debida cooperación de la paciente y su pareja, el profesional que asiste a ambos puede asegurar un porcentaje de duración que alcanza al 95%.

Etiquetas: , , , , ,

diciembre 8, 2007

Cómo aumentar la sensibilidad en pareja

Filed under: Sexualidad — admin @ 5:22 pm

Masajes

Está demostrado que el hombre y la mujer no acceden al placer de la misma forma. Por eso deben aprender a conocerse mejor. El masaje es una excelente manera de hablar un lenguaje común. Gracias a él, el hombre- quien alcanza generalmente el orgasmo más rápidamente que la mujer-se adapta al deseo de su compañera. Por otra parte, el masaje es lo primero que aconsejan los sexólogos a una pareja que ha perdido el deseo sexual.

MASAJES PARA ELLA:

El vientre
•  El vientre de una mujer es un lugar sensible, que es preciso masajear con ternura. Prepare ese lugar del cuerpo de su compañera cubriéndolo con pequeños besos. Coloque allí delicadamente su mano y haga movimientos lentos y circulares, dibuje medias lunas sobre el bajo vientre.
• Coloque luego las dos palmas de sus manos sobre los lados opuestos del vientre y diríjalos suavemente hacia el ombligo, presionando ligeramente.
Los pies
• Puede empezar acariciando delicadamente el tobillo describiendo círculos sobre los huesos salientes.
• Tome con firmeza el pie y haga deslizar muchas veces sus manos desde la planta, pasando por el talón hasta la pantorrilla. Luego tome cualquiera de los dedos en sus manos y tírelo suavemente hacia usted, apriete y haga deslizar muchas veces sus dedos entre cada articulación. También puede besar los dedos de los pies de su compañera, quien apreciará esta iniciativa.
• Para terminar, coloque sus manos alrededor de uno de sus tobillos ¡untando sus pulgares en medio de la pantorrilla. Hágalos deslizarse lentamente siguiendo la mitad de la pierna hasta la altura del muslo, muchas veces en cada pierna.
Los glúteos
• Masajear sensualmente los glúteos es muy excitante Comience por rozarlos con su brazo subiendo hacia los ríñones. Coloque luego sus manos en lo alto de los muslos y haga subir la piel hacia las nalgas.
• Esboce este movimiento sobre el costado y pase progresivamente al interior. Coloque pon firmeza sus puños cerrados sobre los glúteos: apoye y relaje en tenues movimientos circulares. Termine acariciando glúteos y muslos con las palmas abiertas.
Los Senos
Llega muy suavemente a una de las partes más erógenas del cuerpo femenino. Aunque esté muy excitado, no se apure. Haga durar el placer con suaves caricias y roces. Tome los senos en sus manos apretándolos suavemente, luego soltándolos.
Puede masajear los dos senos af-mismo tiempo o uno después del otro. Describa con un dedo pequeños círculos alrededor del pezón y apriételo ligeramente.
El rostro
Es en el rostro donde se focaliza la tensión. Efectué suaves movimientos de rotación sobre las sienes para distender a su compañera, y coloque sus pulgares sobre las cejas para hacer descansar los ojos. Luego pase a las orejas, una de las zonas más erógenas del rostro: tire suavemente del lóbulo haciéndolo deslizar entre sus dedos.Termine cubriendo las orejas de su compañera con sus manos, para hacerla disfrutar del silencio, y llene su rostro con dulces besos.

MASAJES PARA EL: 

Las manos
• Tome la mano de su compañero en las suyas, con la palma hacia arriba. Modélela con sus pulgares. Insista en el centro de la mano porque es la parte más sensible. Déla vuelta y deje deslizar la punta de sus pulgares sobre el dorso de su
mano, desde el centro hacia los extremos.
•  Masajee las puntas de sus dedos y estírelos haciéndolos deslizar. Puede terminar este masaje pasando su lengua sobre la palma de la mano de su pareja, soplando luego sensualmente sobre ella.

Los brazos
•  Después de haber masajeado tiernamente las manos de su pareja, suba hasta los hombros. Apriete el brazo con sus dos manos y hágalas deslizarse hasta las muñecas.
•  Insista con delicadeza en el interior del codo, ya que se trata de una zona sumamente erógena, así como sobre la muñeca. Repita estos movimientos de vaivén muchas veces en cada brazo.
El cuero cabelludo
•  Arrodílllese detrás de la cabeza de su compañero y estírela suavemente elongándola desde el cuello, luego inclínela a cada lado.
•  Masajee tiernamente su cuero cabelludo con pequeños movimientos circulares
con la yema de los dedos, cuidando de no tirarle del pelo. Esta zona es extremadamente sensual. Es la posición ideal para cubrir a su pareja de besos. Desde allí, también puede masajearle las orejas y el rostro.
La espalda
•  Siéntese a caballo sobre los glúteos de su compañero, que se acostará boca abajo, de manera tal que él pueda sentir bien todos sus movimientos mientras que usted lo masajea.
•  Con las manos ubicadas sobre sus riñones, súbalas de cada lado de la columna hasta los hombros y vuelva a descender sobre los costados de la espalda. Repita estos movimientos varias veces.
•  Ablande con ternura los músculos de los hombros, en donde se acumula gran
parte de la tensión nerviosa. Modele la piel de cada costado de la espalda hasta los glúteos.
El cuerpo entero
• Recubra su propio cuerpo con un aceite esencial con perfume de jazmín (estos productos también son afrodisíacos) y arrodíllese a los pies de su pareja. Haga deslizar su propio cuerpo subiendo por las piernas de él. Masajee especialmente con su vientre y genitales toda la anatomía de su compañero, sus muslos, su espalda, su pecho… Cubra por completo todas las superficies moviéndose sensualmente

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,