noviembre 16, 2009

Gramineas

Filed under: Alergias — admin @ 11:02 am

Pólenes de gramíneas
Solamente unas pocas especies de hierbas están lo bastante extendidas como para que su polen se concentre en el aire en cantidades elevadas. I’.l báltico, que se usa como pasto, produce menos polen que las hierbas tradicionales de los prados, como el fleo, el dáctilo, el heno blanco y la grama dulce.
A medida que las tierras dejen de cultivarse, las hierbas de los prados irán predominando cada vez más y la concentración de polen aumentará progresivamente.
Existe una reacción cruzada extensiva entre las distintas especies: si se es alérgico a una, se reacciona hasta cierto punto a las demás.
La estación del polen se extiende desde mediados de la primavera hasta mediados del verano, y su momento culminante se da al principio del verano.
La cantidad de polen en el aire varía según el día y la hora. Las especies liberan el polen a doras distintas; aunque la mayoría florece todos los días a primera hora de la mañana, el heno blanco y la grama dulce, muy prolíficos, lo hacen por segunda vez a la caída de la tarde.

Etiquetas: , , ,

julio 22, 2009

Alergias

Filed under: Alergias — admin @ 11:16 am

Incidencia de la alergia
No cabe duda de que las alergias van en aumento, aunque unas son más frecuentes que otras.
•  Una de cada tres personas sufre alergia alguna vez en la vida.
•  La fiebre del heno o rinitis alérgica estacional afecta a una de cada cinco personas. Hasta el siglo xx era casi desconocida y, como todas las alergias, es una enfermedad propia de los países desarrollados.
•  Uno de cada cinco niños en edad escolar padece asma.
•  Uno de cada seis niños sufre afecciones cutáneas asociadas a la alergia, en especial eccema.
•  Una de cada 20 personas sufre la erupción conocida como urticaria.
•  Las alergias alimentarias, en especial al cacahuete, aumentan a un ritmo acelerado, aunque por fortuna todavía son poco frecuentes.
•  Las reacciones alérgicas producidas por picaduras de avispas y abejas afectan al 10 % de la población.

Etiquetas: , , , ,

enero 30, 2008

¿Por qué y a qué somos alérgicos?

Filed under: Alergias — admin @ 3:22 pm

Alergia

La alergia, (también conocida como hipersensibilidad inmediata) se define como una “sensibilidad anormal a una sustancia que es generalmente tolerada y considerada no dañina” Se estima que uno de cada cinco argentinos padece algún tipo de enfermedad alérgica, de cualquier tipo, y que la incidencia de estas enfermedades está aumentando. Llamamos alergia a una reacción anormal frente a ciertas sustancias, denominadas alérgenos. Estos alérgenos, al ser inhalados, ingeridos o tocados, desencadenan una reacción del sistema inmune.

Alérgenos y reacción inmune
El sistema inmune actúa como mecanismo de defensa del cuerpo,en contra de las innumerables sustancias “extrañas” que se encuentran presentes en el aire que respiramos, la comida y las cosas que tocamos. Dentro de este inmenso grupo de cuerpos extraños, el término alérgeno se refiere a esas sustancias que principalmente desencadenan una respuesta inmunoalérgica. Todavía se desconoce porque algunas sustancias son alergénicas y otras no, ni porque sólo algunas personas desarrollan una respuesta alérgica tras la exposición a alérgenos. Una característica esencial del sistema inmune humano es su habilidad para desarrollar reconocimiento inmunología) y memoria.Una vez que las células del sistema inmune encuentran una sustancia extraña y la reconocen como tal, ese contacto inicial será por siempre”recordado”. Si esa sustancia específica es encontrada nuevamente, la respuesta del cuerpo será mucho más rápida e intensa, como resultado de los mediadores químicos producidos por las células de memoria que se activan ante la reexposición, y las cuales, en un momento, dado amplifican la respuesta activando otras partes del sistema inmune.
Otro mecanismo por el cual el sistema inmune nos ayuda a defendemos contra los materiales extraños incluye la producción de millones de anticuerpos diferentes (también llamados inmunoglobulinas). Cada anticuerpo tiene la habilidad de reconocer y unirse a una sustancia extraña específica y única. Los anticuerpos circulan en la sangre y están presentes en casi todos los líquidos corporales donde ayudan a”capturar” y prevenir la entrada de material extraño no deseado. En los humanos, el anticuerpo de tipo IgE es el responsable de la mayoría de las reacciones alérgicas. A pesar que las personas alérgicas frecuentemente tienen niveles muchos más altos de IgE en su sangre, que los no alérgicos,los valores se solapan ampliamente entre estos dos grupos. Una persona alérgica puede tener niveles muy altos de anticuerpos de IgE para uno o pocos alérgenos específicos, sin tener niveles elevados de IgE total en su sangre. Por esto, el usar los valores de IgE total para diagnóstico, son limitados. Los niños cuyos padres padecen alergias, tienen una probabilidad mayor para desarrollar esta patología.

Reacciones e inflamación
Una persona que ha desarrollado anticuerpos IgE para que reconozca uno o más alérgenos (polen, hongos, acaras del polvo, etc.) se dice que está sensibilizado a estos alérgenos. Las moléculas alérgeno-específicas de IgE viajan por la sangre hacia los tejidos, en donde cubren la superficie de las células cebadas. Hasta 500.000 anticuerpos IgE, con diferentes especificidades, podrían estar presentes sobre la superficie de una sola célula cebada, permitiendo entonces, a cada célula, reconocer varios, diferentes y únicos alérgenos. Las células cebadas que se encuentran en forma abundante, especialmente en el revestimiento de la nariz, ojos, pulmones y tracto digestivo, se activan cuando moléculas de alergeno hacen contacto físico con anticuerpos IgE sobre la superficie de una célula capaz de reconocer alérgenos específicos. Entonces, las células cebadas de un individuo que ha desarrollado anticuerpos IgE para el antígeno de gato, no serían activadas por exposición al polen de la ambrosía. Muchos de los síntomas de las enfermedades alérgicas crónicas, tales como edema o inflamación, actividad excesiva de glándulas mucosas e hiper respuesta a estímulos irritantes, son debidos a la inflamación crónica por exposición repetida a alérgenos. Una reacción alérgica se inicia cuando las moléculas de alérgenos se ponen en contacto y activan las células cebadas,cubiertas por el alérgeno-específico IgE. Una vez activada, la célula cebada libera una variedad de potentes mediadores químicos, todos ellos con propiedades inflamatorias. Estos incluyen químicos como la histamina (de ahí el uso terapéutico de antihistamínicos), leucotrienos y prostaglandinas, así como c¡toquinas (moléculas proteicas las cuales sirven como reguladores de las interacciones celulares).
Uno de los avances más importantes, ha sido el reconocimiento que las reacciones alérgicas producen inflamación de los tejidos en los cuales se llevan a cabo. Una reacción alérgica desencadena una cascada de eventos, comenzando con la liberación de mediadores de una célula cebada activada. Estos entonces reclutan otras células inflamatorias del torrente sanguíneo, para invadir áreas donde ellos con otras células locales vecinas, liberan mediadores químicos adicionales, lo cual resulta en la inflamación de los tejidos involucrados.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,