abril 14, 2012

Las buenas vibraciones

Filed under: Nutricion,Prevencion — admin @ 1:19 pm

Las buenas vibraciones.
Además de nutrientes, los alimentos aportan cualidades energéticas sutiles, como están demostrando las ciencias orientales de la salud.
La dietética occidental, al valorar las cualidades de los alimentos, se centra en el análisis de los componentes que pueden ser vistos a través del microscopio y que pueden ser descritos con una fórmula química.

Primero se descubrieron los elementos más vastos, que se corresponden con los macronutrientes: hidratos de carbono, proteínas y grasas, seguidos de los minerales más abundantes. Poco antes de la Segunda Guerra Mundial se descubrió la primera vitamina (C), cuya presencia en los alimentos es del orden de los miligramos, y se comprobó la importancia nutritiva de los minerales. El descubrimiento de los fitoquímicos completa por ahora el panorama de aportes realizados por los alimentos, según la ciencia occidental.
Pero, ¿quedan elementos significativos por descubrir? Todo indica que ya se conocen, y desde hace miles de años, pero no en Occidente, sino en Oriente. Las sabidurías de la India y China han detectado en los alimentos cualidades energéticas sutiles que explican sus efectos en el organismo. En función de estas energías, se clasifican en fríos o calientes, yin o yang, rajásicos, tamásicos osátvicos… En otras culturas, como algunas indígenas norteamericanas, también se les atribuyen cualidades similares, aunque no ofrecen una base teórica tan sofisticada.
¿Cuáles son esas cualidades energéticas? Los orientales consideran que distintos tipos de energía fluyen en todas las cosas, en los alimentos, en el cuerpo y en el entorno. La presencia dominante de una de ellas en un alimento se deduce intuitiva y experimentalmente a partir de factores como el sabor, la textura, la estación de cosecha o el efecto sobre el cuerpo.
En la medicina china, los alimentos aportan distintos tipos de energía jing, que también se encuentra en el aire y el agua.Jing, que literalmente significa «la mejor parte del arroz», puede traducirse por «esencia» y el cuerpo lo utiliza para elaborar chi, cuyo significado literal es «vapor que mana de una olla donde se cuece el arroz», y que suele traducirse como «energía vital». El chi está fuera y dentro del cuerpo y de su flujo armonioso depende la salud. Terapias de eficacia probada como la acupuntura se basan en su acción sobre el flujo de chi. Por eso los alimentos pueden utilizarse como terapia. En el ayurveda hindú también se considera que, gracias al tipo de energía que incorporan, ayudan a recuperar el equilibrio del cuerpo en el seno de la energía cósmica (prana).

Etiquetas: ,