julio 5, 2011

Juegos de pareja

Filed under: Sexualidad — admin @ 9:04 pm

JUEGOS SEXUALES
1. Para aumentar su tensión sexual, dale algunos avances durante el día de lo que planeas hacerle en cuanto llegue a la casa. Manda un provocativo correo electrónico para decirle le cuánto lo deseas y cómo te hace sentir cuando están juntos. Déjale mensajes de voz explicando cómo te gustaría tocarlo y cómo te gustaría que te tocara. Organiza un juego en el que tenga que ir buscando diferentes pistas con frases seductoras por toda la casa, acompañadas de prendas íntimas que lleven tu perfume, hasta que llegue a la habitación y te encuentre.
2. Desempeñar distintos papeles con tu pareja es muy estimulante. Pónganse de acuerdo para llevar
todo lo que necesitarán: disfraces, mascadas, pinturas, lo que se les ocurra. Transfórmense por completo en el personaje que están a punto de desempeñar, den rienda suelta a su imaginación. La fantasía puede ir desde algo inocente como jugar a la colegiala, en donde deberás vestir con un uniforme de falda corta, una camisa ceñida que deje ver un poco de tu busto y unas calcetas hasta la rodilla. Tu pareja podrá regañarte por tus malas notas o seducirte como si fuera un profesor.
3. Jugar al médico y el paciente, les dará la oportunidad de hacer una inspección profunda a su pareja de sus genitales, sin mostrar ningún signo de excitación, hasta estar muy excitados para el acto sexual.
4. Una alternativa más arriesgada es la sumisión. En este caso podrás amarrar a tu pareja a una silla o la cama y hacerle cuanto desees. Si comienza a moverse o a intentar soltarse, podrás reprimirlo y darle unas cuantas nalgadas. Este juego es un poco delicado, así que antes de empezar pongan límites de hasta dónde pueden llegar, y si en algún momento el otro se siente incómodo, deberá detenerse.
5. Si son una pareja de románticos pueden planear una segunda luna de miel; escápense un fin de semana, para pasarla como el primer día. Elijan un pequeño hotel en el que no haya distracciones, lleven velas, aromas y ropa que los incite y dediquen el tiempo a redescubrirse.
Compartan cuanta fantasía se les ocurra, algunas serán más fáciles de realizar que otras, pero podrán divertirse mucho y conocer otros aspectos de su pareja; siempre poniendo límites y reglas para que los dos disfruten de la convivencia.

Etiquetas: ,