septiembre 20, 2010

Medicina natural

Filed under: Esencias Florales — admin @ 4:16 pm

FLORIDO DESCUBRIMIENTO
• Usando los capullos de 37 variedades distintas de flores silvestres y el agua con propiedades curativas de un determinado manantial, encontró, produjo y sistematizó sus 38 remedios florales armonizadores de diferentes desequilibrios, que componen el ahora mundial-mente conocido Sistema Floral de Bach.
• Desde las medicinas naturistas, dentro de las cuales podemos ubicar la medicina floral del doctor Bach, se considera que una persona sana tiene un estado de armonía que, cuando se pierde, deriva en una enfermedad. Esta se
produce, en primera instancia, en lo emocional -nos demos cuenta o no-, y se muestra luego en el cuerpo, que es el vehículo de la manifestación.
Posteriormente, otros elaboradores encontraron y sistematizaron otros elixires florales en distintas partes del mundo, entre ellos la Flower Essence Society, con flores provenientes de Sierra Nevada, California, Estados Unidos, cuyos directores Patricia Kaminski y Richard Katz continúan el proceso en la actualidad. Usando los capullos de 37 variedades distintas de flores silvestres y el agua con propiedades curativas de un determinado manantial, encontró, produjo y sistematizó sus 38 remedios florales armonizadores de diferentes desequilibrios, que componen el ahora mundial-mente conocido Sistema Floral de Bach.
Desde las medicinas naturistas, dentro de las cuales podemos ubicar la medicina floral del doctor Bach, se considera que una persona sana tiene un estado de armonía que, cuando se pierde, deriva en una enfermedad. Esta se produce, en primera instancia, en lo emocional -nos demos cuenta o no-, y se muestra luego en el cuerpo, que es el vehículo de la manifestación.

Etiquetas: , ,

septiembre 17, 2010

Medicina natural

Filed under: Esencias Florales — admin @ 5:32 pm

NUESTRA PSIQUE AFECTA AL SISTEMA NERVIOSO Y ÉSTE, A SU VEZ, AFECTA AL SISTEMA INMUNOLÓGICO. EN PALABRAS DEL PROPIO DOCTOR EDWARD BACH, CREADOR DEL PRIMER SISTEMA CURATIVO FLORAL: “LA ACCIÓN DE ESTOS REMEDIOS ES ELEVAR NUESTRAS VIBRACIONES Y ABRIR NUESTROS CANALES PARA LA RECEPCIÓN DE NUESTRO YO ESPIRITUAL, HACER AFLORAR NUESTRA NATURALEZA CON LA PARTICULAR VIRTUD QUE NECESITAMOS Y ERRADICAR EL “DEFECTO” QUE CAUSA EL MAL.
NO CURAN ATACANDO LA ENFERMEDAD, SINO INUNDANDO NUESTROS CUERPOS CON LAS MARAVILLOSAS VIBRACIONES DE NUESTRA NATURALEZA SUPERIOR, EN CUYA PRESENCIA EL MAL SE DISUELVE COMO LA NIEVE BAJO LA LUZ DEL SOL.”

El pionero de este tipo de sistema curativo fue el doctor Edward Bach, un médico inglés (1886-1936) que previamente había hecho investigaciones dentro del campo de la bacteriología y la homeopatía. Guiado por su amor y respeto por la naturaleza, y por los seres vivos, buscó desarrollar una terapia que fuera natural, sencilla de aplicar y sumamente efectiva.

Etiquetas: , ,

mayo 25, 2010

La medicina manual tibetana

Filed under: Consejos — admin @ 10:03 pm

La medicina manual tibetana, nos enseña que la articulación de la rodilla es la única que tiene dos centros reflejos en la columna. Corrigiendo los desplazamientos, logramos la remisión del dolor de esta articulación en el 70 % de los casos. Con respecto al pie, cabe destacar el tratamiento de los arcos vencidos del pie (pie plano, juanete y esguince de tobillo). Corrigiendo biomecánicamente los arcos logramos impedir la progresión y la deformación del pie.

Etiquetas: , , ,

febrero 2, 2009

Nutrientes necesarios para la tercera edad.

Filed under: Nutricion — admin @ 12:49 pm

Bien sabido es que el envejecimiento es un proceso progresivo natural del ser humano, que cada persona experimenta con diferente intensidad. Actualmente, es difícil establecer el comienzo de esta etapa de la vida en función exclusiva de la edad, dado que gracias a determinados hábitos y el consumo de fármacos específicos, se contribuye a tener una mejor calidad de vida. Tiempo atrás, una persona se consideraba anciana cuando llegaba a los 65 años; en estos momentos, mucha gente de esa edad aún se desempeña profesional y laboralmente, incluso con capacidad de realizar actividad física. Por este motivo, casi convencionalmente, se estipuló que una persona es anciana cuando atraviesa la franja de los 70 años.
Por ende, la calidad de expectativa de vida se atribuye a la mejora de los estándares de nivel de vida, a los cuidados médicos, los adelantos científicos y, fundamentalmente, a una equilibrada alimentación. Asimismo, los cambios fisiológicos comunes a ambos sexos que se presentan en la edad madura -entre los 45 y 60 años- condicionan el tipo de alimentación a seguir en los años posteriores.
Cuestiones de la edad
En el caso específico de las mujeres, se sucede la menopausia: el período de la vida que ocurre entre los 40 y 50 años donde se produce el cese de la ovulación. En esta etapa, el cuerpo femenino experimenta una serie de desarreglos orgánicos consecuencia directa de la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Por su parte, los hombres transitan la andropausia: el proceso por el cual las capacidades sexuales y otras funciones orgánicas van declinando con la edad, principalmente debido a un descenso del nivel de testosterona; es decir, de la hormona masculina. Específicamente, se refiere a una pérdida de la potencia sexual. Asimismo, en ambos sexos se suceden cambios y variaciones físicas junto con la aparición de enfermedades como hipertensión, colesterol o problemas cardiovasculares.
Por ende, si bien en todas las etapas de la vida, la alimentación cumple un rol fundamental, más importante será al entrar al umbral de la tercera edad, donde el cuerpo necesitará de nutrientes y proporciones adecuados, según su estado físico. Por ejemplo, uno de los principales problemas relacionados con la alimentación de las personas mayores es la demanda menor de energía pero, al mismo tiempo, la necesidad de incrementar las cantidades de determinados minerales y vitaminas. Incluso, con los años se va perdiendo el sentido del gusto, lo que hace necesario una presentación más vistosa de los platos, la utilización de especies y saborizantes naturales para realzar el sabor de las comidas. Asimismo, la deshidratación es un padecimiento común -especialmente durante la época estival- ya que con la edad se debilita el mecanismo que indica que debemos tomar agua. También la depresión y el aislamiento social son dos factores que pueden conducir a los ancianos a que dejen de comer, y lleguen a la desnutrición.
Por todos estos motivos, resulta de vital importancia prestarle atención a la alimentación de los mayores para mantener una calidad de vida mejor, día a día

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

noviembre 26, 2007

Las 100 plantas mágicas de la medicina natural

Filed under: Plantas Medicinales — admin @ 9:34 pm

Plantas Medicinales

Créase o no, gran parte de los modernos medicamentos que se venden en la farmacia están hechos en base a sustancias extraídas de una planta. ¿Entonces por qué no recurrimos directamente a las hierbas para aliviar nuestras dolencias? Pues porque, en algunos casos, ni nosotros ni los médicos que nos tratan saben que eso es posible, ya que el maravilloso saber de la farmacopea herbaria se ha perdido en el tiempo.

Justamente para recuperar algo de ese saber publicamos esta guía de plantas curativas. Nuestra intención es que usted tenga un panorama general de cómo aprovechar el poder de las plantas, remedios por lo general económicos y sin efectos secundarios.
GUIA DE PLANTAS MÁGICAS

1) ABRÓTANO: Antiguamente era usada para facilitar los partos, hoy ayuda a eliminar parásitos y provocar la menstruación.

2) ACANTO: Abre el apetito y sana las quemaduras.

3) ACEDERA: Su jugo se aplica sobre úlceras infectadas o gangrenas antes de vendar la herida. La raíz cortada en trocitos se macera por cuarenta y ocho horas en vinagre blanco para usar como loción contra el acné.

4) ACELGA: Combate la anemia. Además el jugo de acelga frío se esparce sobre la piel, en caso de enrojecimiento, erupciones o picaduras de insectos.

5) ACHICORIA: Laxante, digestiva, depurativa. Alivia cólicos hepáticos.

6) ADORMIDERA: Las semillas son antitumorales y su flor, un analgésico potente.

7) AGÁRICO: Purgante severo (se le debe usar con moderación), expectorante y antiparasitario.

.8) AGNOCASTO: Los atenienses ponían unas ramitas de esta planta en la cama para favorecer la abstinencia sexual. Y, con el mismo fin, Paracelso, el M milenario médico, hacía una infusión con granos de agnocasto.

9) AGRIMONIA: Se la utiliza para combatir parásitos, curar anginas, inflamación de los ríñones, trastornos de vejiga y flujos vaginales. Como loción, en casos de cataratas, luxaciones o heridas.

10) AJENJO: Antianémico, cicatrizante, se usa contra dolores menstruales, reumáticos, fiebre y parásitos.

11) AJO: Maravilloso antibiótico natural, previene y cura toda clase de infecciones, tanto al ser ingerido (siempre crudo), como al ser aplicado sobre llagas y heridas. Baja la hipertensión y previene infartos. Reduce los niveles de azúcar en sangre, previene y trata el cáncer, ayuda a eliminar el plomo y otros metales tóxicos del organismo.

12) ALBAHACA: Estimulante del sistema inmunológico, excelente para los intestinos cuando se consume cruda. El aceite de albahaca combate los parásitos y cura el acné.

13) ALCACHOFA: Afrodisíaca. La raíz o los granos se usan para calmar dolores de vientre e irregularidades menstruales.

14) ALCARAVEA: Digestivo, antiflatu-lento y calmante natural para los cólicos menstruales.

15) ALOE: Es aperitivo y purgante pero, sobre todo, su pulpa trata eficazmente quemaduras, heridas, eczemas y otros problemas de la piel.

16) ANGÉLICA: Revierte espasmos y cólicos. Las hojas de esta planta curan la gota.

17) ANÍS VERDE: La infusión alivia los cólicos en los bebés, aunque quien debe bebería es la madre antes de amamantarlo.

18) APIO: Sus granos son digestivos y eficaces para eliminar gases. Las raíces son diuréticas y abren el apetito. La infusión reduce la leche materna.

19) ARISTOLOQUIA: La loción preparada con vino se usa para eliminar sarna y secar llagas. Como infusión favorece la actividad pulmonar, diurética y cura los trastornos de fluj uterinos.

20) ÁRNICA: La tintura diluida en o la crema homeopática de árnica se aplican en forma local para aliviar golpes provocados por caídas. La infusión combate catarros pulmonares y retención de líquidos.

21) ARTEMISA: Eficaz contra la epilepsia, estimulante y tónica. Provoca la menstruación y hervida con vino en dosis mínimas evita abortos espontáneos.

22) ATANASIA: La infusión corrige desarreglos menstruales.

23) AVELLANO: Más conocido como avellano de la hechicera o hamamelis. La tintura de hamamelis es eficaz para el tratamiento de hemorroides.

24) AVENA: Las cataplasmas calientes con vino de esta gramínea se usan para el reumatismo. El polvo de la semilla es eficaz contra la hidropesía y la infusión es diurética.

25) BARDANA: Alivia las úlceras, la gota y algunas enfermedades venéreas. Además la bardana ayuda a eliminar los cálculos del riñon, regulariza el funcionamiento de la vejiga y actúa contra los cólicos hepáticos.

26) BETÓNICA: Combate úlceras varicosas y llagas infecta das.

27) BISTORTA: En gárgaras fortalece las encías y cura boqueras. Como loción
cicatriza heridas.

28) BRIONIA: Cocida en aceite de oliva se usa para hacer friegas obre garganta, pecho, vientre y piernas para reducir la inflamación.

29) BUGLOSA: Se hace un jarabe con 30 cc del jugo de sus hojas y 30 g de azúcar para las palpitaciones. El té de flores cura catarros y bronquitis.

30) CANELA: Su tintura se usa contra indigestiones, shocks emocionales y espasmos.

31) CAÑA: El té frió se toma como depurativo.

32) CEBADA: Nutritiva y refrescante en infusión. Las cataplasmas de cebada son relajantes musculares.

33) CEBOLLA: Diurética, estimulante, antiparasitaria, expectorante y afrodisíaca. Su jugo en el cuero cabelludo evita la calvicie.

34) CELEDONIA: El jugo de su raíz se aplica sobre las verrugas. Jamás debe tocar los ojos.

35) CILANTRO: La infusión se usa contra trastornos gástricos y dolor de cabeza.

36) CIPRÉS: El agua de cocción de sus pinas se frota sobre los cabellos para conservar su color y evitar el nacimiento de canas.
37) CLAVO DE OLOR: Tónico para el corazón y el estómago. Tanto la infusión como la tintura son estimulantes. Alivia el dolor de muelas.

38) COCLEARIA: La infusión sana el escorbuto, catarros bronquiales y afecciones pulmonares.

39) COL: El té con miel calma los cólicos. La semilla se usa como antiparasitario. Las cataplasmas alivian el dolor reumático.

40) CONSUELDA: Su tallo picado se aplica en emplasto sobre las fracturas, para soldarlas.

41) CULANTRILLO: Este helécho se usa fresco como expectorante, para calmar dolores de pecho y favorecer la menstruación. El tónico se aplica para detener la caída del cabello.

42) DAMIANA: Afrodisíaca y diurética.

43) DIENTE DE LEÓN: El jugo de hoja y raíz se toma para la tos, las irritaciones del pecho y limpia la sangre. Combate la fiebre y las alergias.

44) ENCINA: La infusión de corteza se toma para la diarrea, las hemorragias y los flujos abundantes.

45) ENEBRO: Contra el asma, la bronquitis, los cálculos renales o hepáticos y la hidropesía. En exceso irrita las vías urinarias. La esencia sirve para combatir el reumatismo crónico.

46) ENULA CAMPANA: Raíz y tallo se usan para catarros bronquiales, retención de líquidos e irregularidades menstruales. Es expectorante.

47) ESCABIOSA: Sus hojas y raíces en infusión alivian el sarampión, la viruela y la escarlatina.

48) ESTRAMONIO: Su infusión es muy peligrosa, pero en cambio las hojas secas pueden fumarse en cigarrillos contra el asma.

49) FRESERA: El jarabe de fresas se toma para la ictericia y las piedras. Combate las diarreas, inflamaciones intestinales y gonorreas leves.

50) GENCIANA: Combate la artritis, la gota y los parásitos intestinales. Según la enfermedad, se toma como infusión, tintura o con vino.

51) GORDOLOBO: Se usa para el asma y la tos. La infusión con leche sirve para la tisis.

52) HABAS: Las compresas de harina se aplican sobre quemaduras de sol o agua.

53) HELÉCHO MACHO: Tomar el polvo mezclado con agua y después un purgante ayuda a expulsar la lombriz solitaria. Las embarazadas no deben beberlo.

54) HIERBA GATERA: Combate la de bilidad, el escorbuto, y los dolores de cabeza nerviosos.

55) HIGUERA: Los higos secos se aplican abiertos sobre callos o tumores de la boca hasta hacerlos desaparecer. La pulpa de corteza verde se aplica en las fosas nasales para detener las hemorragias.

56) HINOJO: El fruto del hinojo aumenta la leche materna. La raíz es diurética y su corteza en infusión abre el apetito.

57) HISOPO: Su infusión es eficaz para facilitar los partos. Como loción se aplica sobre golpes, heridas y cortes. Ayuda a adelgazar.

58) INCIENSO: Los emplastos se aplican sobre esguinces, golpes y úlceras malignas.

59) LAUREL COMÚN: tres o cuatro go tas de su jugo en un vaso de agua provoca la menstruación, disminuye la sordera, el dolor de oídos y alivia el estómago.

60) LIRIO: Su polen calma las quemaduras. Los bulbos hervidos con miga de pan maduran los abscesos.

61) LÚPULO: Sedante, favorece la digestión y ayuda a conciliar el sueño.

62) LLANTÉN: Las hojas machacadas se colocan sobre úlceras externas y heridas. Las gárgaras de infusión son expectorantes y sirven para desinflamar la garganta y la boca. La loción sirve para los ojos irritados.

63) MANZANO: La infusión de corteza de raíz fresca corta la fiebre. La pulpa del fruto asado se usa como cataplasma sobre los orzuelos.

64) MANZANILLA: Su infusión calma los nervios y los cólicos por espasmos o gases.

65) MARRUBIO: La toma prolongada de esta infusión ayuda a adelgazar. Da buenos resultados en casos de problemas respiratorios.

66) MELISA: Corta jaquecas, desfallecimientos, e hipocondría (enfermedades psicosomáticas).

67) MILENRAMA: La infusión de hojas y flores se usa contra hemorragias uterinas y hemorroides. Las hojas cocidas se aplican sobre heridas.

68) MIRTO: El fruto seco triturado se mezcla con clara de huevo y se coloca sobre el abdomen para detener los vómitos. El polvo se aplica sobre llagas.

69) MIRRA: En sahumerio se usa para desinfectar el cuarto de un enfermo. Como polvo se aplica sobre úlceras cancerosas.

70) MUÉRDAGO: El té se bebe para controlar enfermedades nerviosas como epilepsia y convulsiones. Tomado a fines del período menstrual facilita la concepción.

71) MUSGO: Refuerza la dentadura, detiene la caída del cabello y las hemorragias. El polvo se le administra a los niños como antiparasitario.

72) NABO: Pelado y cocido en cataplasmas se usa sobre los sabañones para que no causen picazón. En sopa ayuda a desinflamar los intestinos.

73) NARCISO: Se bebe para provocar vómitos, aplacar la fiebre y como antiespasmódico. La loción fortalece los senos.

74) NOGAL: Las infusiones de hojas fres cas combaten la ictericia y abscesos que supuran.

75) OLIVO: La infusión sirve para lavar llagas El aceite es laxante y alivia los cólicos.

76) OLMO: La cor teza de las ramas peladas se bebe en infusión contra las afecciones de la piel, reuma, supuraciones, ciática, escorbuto.

77) ORTIGA: Su jugo se toma para detener hemorragias generales y uterinas o la pérdida de sangre en la orina. La raíz es expectorante. Detiene la calvicie.

78) PALMERA: La infusión de su fruto (dátiles) contrarresta las enfermedades de la vejiga, las inflamaciones y el catarro bronquial.

79) PINO: El botón (pina naciente) se cuece en agua y se bebe como excitante nervioso y para combatir la impotencia. Además es diurético y sudorífico.

80) RICINO: Purgante. Las hojas aplicadas sobre heridas son cicatrizantes.

81) ROMERO: Se usa para provocar la menstruación, contra la anemia, la bronquitis, la tisis y las supuraciones. Entre sus aplicaciones externas figuran los lavajes oculares para fortalecer la vista y los destinados a limpiar llagas, suprimir flujos vaginales o diarreas.

82) ROSA: La infusión de rosas rojas facilita la concepción. En tanto que el agua destilada de flores blancas (agua de rosas) se emplea para lavar los ojos y contra las enfermedades
venéreas.
83) ROSA DE JERICO: La infusión cura el escorbuto.

84) RUDA: La infusión es buena contra la epilepsia y las hemorragias uterinas (sólo cuando la mujer no está embarazada).

85) SAÚCO: En infusión, cura anginas, bronquitis, catarros y escarlatina. Un algodón embebido en la infusión se aplica sobre los forúnculos para hacerlos madurar.

86) SERPENTARIA: Se usa contra las picaduras de animales ponzoñosos (en forma externa), el reumatismo, las fiebres malignas y los parásitos intestinales (en infusión).

87) SÉSAMO: Las semillas son levemente purgantes y aumentan la producción de la leche materna. Previenen la osteoporosis. El aceite debe usarse con cuidado porque favorece la formación de hernias.

88) TAMARINDO: La infusión de la pulpa del fruto está indicada contra el estreñimiento, el escorbuto, los problemas biliares, la inflamación por parásitos.

89) TE DE LA CHINA: Diurético y estimulante.

90) TRÉBOL: Las vaporizaciones de trébol alivian los ataques de asma.

91) TRIGO: Una cucharada de harina mezclada con medio vaso de agua hace pasar la diarrea.

92) UÑA DE GATO: Abre el apetito y fortalece el estómago. Ayuda en casos de cáncer.

93) VALERIANA: Se toma para combatir espasmos, epilepsia, histeria y Mal de San Vito. Hace pasar el insomnio, las palpitaciones y el vértigo. También se usa para la diabetes de origen nervioso.

94) VERBENA: Alivia la fiebre, activa la digestión y en forma externa limpia úlceras y llagas. Su licor, en dosis reducidas, mejora la tuberculosis.

95) VERÓNICA: Aumenta la orina, es expectorante y digestiva. Se toma para la ictericia, los cálculos, la bronquitis y la tisis.

96) VINCAPERVINCA: Para la diarrea y la menstruación abundante. Las gárgaras quitan la inflamación de garganta.

97) YEDRA COMÚN: La infusión provoca la menstruación. De los tallos se obtiene una resina que hace pasar el dolor de muelas y previene las caries. Las hojas frescas se aplican sobre úlceras de quemaduras cáusticas. La pulpa de hojas cocidas se aplica en las úlceras que no duelen.

98) ZANAHORIA: Cocida con leche combate catarros de pecho. La raíz y la semilla están indicadas para provocar la menstruación y contra el mal de piedras. Beber el caldo de zanahoria alivia a los asmáticos.

99) ZARAGATONA: Si se deja reposar media hora una cucharadita de semillas en tres dedos de agua y se bebe en ayunas, cura el estreñimiento crónico.

100) ZARZAPARRILLA: Diurética, depurativa. Cura los eczemas y el reumatismo crónico. La infusión de raíz se usa para mejorar las enfermedades venéreas y de la sangre.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,