febrero 16, 2009

Nutricion

Filed under: Nutricion — admin @ 2:54 pm

Requerimientos energéticos

Aún no está muy estudiado que los requerimientos energéticos disminuyan con la edad, especialmente ahora que la actividad física es mayor en las personas de edad avanzada. Asimismo, dietas con un aporte calórico inferior a 1800 calorías para las mujeres y 2300 calorías para los hombres, probablemente sean inadecuadas en cantidad de proteínas y micronutrientes, por lo que deberán ser evitadas. Para calcular los requerimientos energéticos se debe tener en cuenta que es necesario mantener un balance equilibrado en función de la actividad física y el gasto energético basal (la relación entre el consumo de energía y la energía necesaria por el organismo).
Por ende, lo más recomendable es desarrollar una alimentación con un moderado aporte energético, para evitar el riesgo de obesidad.

Requerimientos proteicos

La ración proteica está relacionada con la energética; de esta manera, podría parecer que debido a la reducción de contenido proteico en la masa corporal, las necesidades son menores, pero esta premisa no es cierta. De este modo, hay que asegurar el aporte adecuado sobre todo en los portadores de enfermedades crónicas y en los ancianos que viven solos. Las proteínas suponen un 20% de la dieta en la tercera edad. Por tanto, para no exceder esta cantidad, siempre es preferible preparar pescados antes que carnes, combinados con verduras y hortalizas. Los estados carenciales en proteínas pueden causar trastornos graves como alteraciones cutáneas, edemas o fatiga.

Requerimientos de carbohidratos

Los especialistas recomiendan incluir en forma de carbohidratos del 55 al 60% del valor calórico total de la dieta. Por ejemplo, un aporte de hasta 200 gr. diarios de estos nutrientes es bien tolerado por las personas ancianas. La disminución de la tolerancia a la glucosa aconseja dietas con alto contenido en carbohidratos complejos y fibra (cereales integrales y verdura).

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

febrero 2, 2009

Nutrientes necesarios para la tercera edad.

Filed under: Nutricion — admin @ 12:49 pm

Bien sabido es que el envejecimiento es un proceso progresivo natural del ser humano, que cada persona experimenta con diferente intensidad. Actualmente, es difícil establecer el comienzo de esta etapa de la vida en función exclusiva de la edad, dado que gracias a determinados hábitos y el consumo de fármacos específicos, se contribuye a tener una mejor calidad de vida. Tiempo atrás, una persona se consideraba anciana cuando llegaba a los 65 años; en estos momentos, mucha gente de esa edad aún se desempeña profesional y laboralmente, incluso con capacidad de realizar actividad física. Por este motivo, casi convencionalmente, se estipuló que una persona es anciana cuando atraviesa la franja de los 70 años.
Por ende, la calidad de expectativa de vida se atribuye a la mejora de los estándares de nivel de vida, a los cuidados médicos, los adelantos científicos y, fundamentalmente, a una equilibrada alimentación. Asimismo, los cambios fisiológicos comunes a ambos sexos que se presentan en la edad madura -entre los 45 y 60 años- condicionan el tipo de alimentación a seguir en los años posteriores.
Cuestiones de la edad
En el caso específico de las mujeres, se sucede la menopausia: el período de la vida que ocurre entre los 40 y 50 años donde se produce el cese de la ovulación. En esta etapa, el cuerpo femenino experimenta una serie de desarreglos orgánicos consecuencia directa de la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas). Por su parte, los hombres transitan la andropausia: el proceso por el cual las capacidades sexuales y otras funciones orgánicas van declinando con la edad, principalmente debido a un descenso del nivel de testosterona; es decir, de la hormona masculina. Específicamente, se refiere a una pérdida de la potencia sexual. Asimismo, en ambos sexos se suceden cambios y variaciones físicas junto con la aparición de enfermedades como hipertensión, colesterol o problemas cardiovasculares.
Por ende, si bien en todas las etapas de la vida, la alimentación cumple un rol fundamental, más importante será al entrar al umbral de la tercera edad, donde el cuerpo necesitará de nutrientes y proporciones adecuados, según su estado físico. Por ejemplo, uno de los principales problemas relacionados con la alimentación de las personas mayores es la demanda menor de energía pero, al mismo tiempo, la necesidad de incrementar las cantidades de determinados minerales y vitaminas. Incluso, con los años se va perdiendo el sentido del gusto, lo que hace necesario una presentación más vistosa de los platos, la utilización de especies y saborizantes naturales para realzar el sabor de las comidas. Asimismo, la deshidratación es un padecimiento común -especialmente durante la época estival- ya que con la edad se debilita el mecanismo que indica que debemos tomar agua. También la depresión y el aislamiento social son dos factores que pueden conducir a los ancianos a que dejen de comer, y lleguen a la desnutrición.
Por todos estos motivos, resulta de vital importancia prestarle atención a la alimentación de los mayores para mantener una calidad de vida mejor, día a día

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,