enero 20, 2013

Prevencion contra el cancer de piel

Filed under: Prevencion — admin @ 1:38 pm

Un plan de prevención:
Existe en la piel una reserva de antioxidantes que actúan contra los efectos nocivos del medio ambiente y el envejecimiento, de la misma manera que existen en todos los sistemas del organismo, y que actúa tanto en las capas interiores como en la epidermis.
De todos modos, previa consulta a un profesional, es posible tomar complementos nutricionales para reforzar este resguardo, o sino se pueden aplicar antioxidantes directamente sobre la piel, la forma más rápida de aumentar su cantidad. Es por esto mismo que se suelen recomendar cremas especiales para aplicar en el rostro y el cuello, las dos zonas más afectadas por la exposición solar y los factores atmosféricos.
Aunque son muchos los alimentos ricos en antioxidantes que previenen enfermedades, los expertos consultados coinciden en que la mejor recomendación es seguir una dieta equilibrada. No se trata de consumir el mayor número posible de antioxidantes, sino que se ha de tomar la cantidad adecuada a cada situación, ya que el exceso de vitaminas también puede ser perjudicial. Además, conviene llevar una vida moderadamente activa, evitar fumar, el estrés o la contaminación ambiental, así como la sobre-exposición solar.
Una dieta equilibrada supone ingerir al día unas cinco raciones de frutas, hortalizas y verduras, sobre todo frescas. También incluye entre tres y cuatro raciones de pescado a la semana, dos o tres de carne, legumbres, lácteos y cereales.

Es importante reforzar la provisión de antioxidantes siguiendo estos simples consejos:
Las vitaminas C y E y el Picnogenol son los tres antioxidantes más recomendables para mantener sana la piel. Éstos hacen un trabajo en equipo para reforzar toda la red antioxidantes dentro de la dermis.y además otorgan protección extra contra la acción de los radicales libres. Es recomendable no sólo su ingesta oral, sino también su aplicación directa sobre la piel (pero sólo empleando productos naturales que los contengan).
No sólo es importante asegurar un consumo alto de cítricos en nuestra dieta, sino que también debemos procurar obtener vitamina C de cremas con alta concentración (alrededor del 10%) que aumentan el nivel de esta vitamina en la piel, y además estimulan la producción de colágeno. Entre otras funciones, también ayudan a mejorar la tonicidad de la piel, a reparar las arrugas y a proteger del daño producido por los rayos solares.
Es necesario ser muy cuidadoso con el sol. Lo ideal es evitar la exposición durante las horas de máxima radiación solar (es decir, cuando nuestra sombra no se puede ver, o es muy pequeña). Es igual de importante aplicarse siempre protector solar, de grado medio o alto durante las primeras exposiciones de la temporada o si se tiene una piel muy blanca.
Los rayos solares reducen en un 50% la concentración de vitamina E en el organismo por cada 10 minutos de exposición a ellos. Es importante, entonces, procurarse una reposición constante, especialmente durante el verano o cuando se vaya a pasar mucho tiempo al aire libre. Lo mejor es emplear cremas de alfa tocoferol.

Etiquetas: