noviembre 8, 2011

Baños de ajo

Filed under: Consejos,Remedios Naturales,Terapias — admin @ 1:50 pm

Baños de ajo
Alimento de increíbles propiedades curativas (es antibacteriano, antifebril, diurético y antimicótico), el ajo se puede utilizar para tomar baños calientes -de más de 35 grados-, por unos 10 minutos y 2 veces al día, para aliviar los problemas de hipertensión (e incluso los trastornos de la menopausia).
Existen dos formas de hacer estos baños: preparando una infusión para incorporar al agua o colocando sus dientes pelados en una bolsita de tela que se añade luego al agua tibia de la bañera.

Etiquetas: ,

agosto 17, 2011

PROPIEDADES DEL AJO

Filed under: Nutricion,Remedios Naturales — admin @ 12:47 pm

AJO
El uso de este bulbo como ayuda para mejorar la salud es incluso más antiguo que su uso como alimento.
El propio Hipócrates, el padre de la medicina, hablaba hace varios siglos de las facultades medicinales del ajo, y ponderaba su aplicación como laxante y diurético.
Pero hay más: pueblos tan disímiles como los romanos, los griegos y los chinos coincidían en señalar al ajo como un efectivo antiparasitario intestinal. Y si esto pudiese sonar a creencias muy antiguas sin sustento científico, los estudiosos rusos de mediados de siglo han comparado a este bulbo con la misma penicilina.
Gracias a un principio fitoquímico denominado alicina, posee un poderoso efecto germicida, entre otras innumerables aplicaciones. Pero no fue sino hasta hace pocos años cuando se publicaron los resultados de un experimento, que empezó a considerarse al ajo como una alternativa natural para ayudar a mantener el equilibrio del colesterol.
El experimento en cuestión se llevó a cabo en la Escuela de Nutrición de Barcelona, España. A un grupo de 120 personas de diferente sexo agrupadas por edad se les suministró diariamente 15 miligramos de aceite de ajo (una manera de utilizar el ajo concentrado). Algunos de los participantes de la experiencia tenían elevados niveles de colesterol previos a la prueba. Otros presentaban una leve hipercolesterolemia. El resultado después de dos meses fue una reducción promedio de 17 %, con un efecto beneficioso agregado: el uso del aceite aumentó el HDL y disminuyó el LDL.
Otro estudio efectuado consistió en suministrar cien gramos de mantequilla a cinco personas saludables. Pasados cuarenta y cinco minutos, se registró un nivel promedio de 237,4 miligramos de colesterol, por cada 100 centímetros cúbicos en sangre.
Repitiendo la experiencia, pero acompañando la ingestión de la mantequilla con la denominada sal de ajo. el nivel de colesterol medido a los cuarenta y cinco minutos fue de 212,7 miligramos.
Los especialistas sostienen que aún es necesario profundizar en la investigación de las presuntas propiedades del ajo para reducir el colesterol, para proponerlo como un componente dietario efectivo. Mientras tanto, los indicios están demostrando que su uso puede resultar beneficioso, siempre y cuando no se use como sustituto de otros compuestos de efectividad comprobada.

Etiquetas: ,