noviembre 2, 2008

La sexualidad en el embarazo

Filed under: Embarazo — admin @ 1:05 pm

Durante mucho tiempo, la sexualidad estuvo ligada desde lo socio-cultural, a la reproducción, con lo cual se excluían otras de las funciones esenciales que ella engloba

Con respecto a esto, señalamos la importancia de constituir una fuente de placer, reguladora de la autoestima y potenciadora de la creatividad. A su vez, una función vital y natural que refuerza la unión de la pareja.
Hoy en día, si bien asistimos a grandes cambios en cuanto al rol de la mujer, especialmente al rol de la mujer-madre-esposa, siguen presentes toda una serie de prescripciones, represiones y prejuicios en torno a la sexualidad. En relación al embarazo, aún más, porque a las vivencias propias de la mujer y de la pareja en este período, se le suman el peso de ciertos mitos y concepciones que reducen la sexualidad al campo de la genitalidad.
¿Cómo vive la mujer las transformaciones que en su cuerpo se van dando? Es precioso tener presente que cada mujer y cada embarazo son únicos, así como también son únicas e intransferibles las vivencias que se suscitan, y que pueden ir variando en estos nueve meses. Pero, en general, se pueden distinguir dos posibles “modalidades”: Por un lado, hay mujeres que experimentan un incremento del apetito sexual y un aumento de su sensibilidad erótica y por lo tanto, una mayor disposición a mantener relaciones. Estas mujeres viven el embarazo como una revalorización de su femineidad. Por otro lado, hay mujeres que sufren vivencias negativas: sienten temor de no ser ya “lo suficientemente atractivas”, se sienten de alguna manera, disminuidas e inseguras, y necesitan “fuertes dosis” de ternura de parte de su pareja. De lo contrario, podrían experimentar cierto rechazo o desinterés por la intimidad sexual.
¿Cómo vive el hombre los cambios que va experimentando su mujer y la dinámica de pareja? Algunos hombres tienden a comportarse de forma paternalista y en ocasiones, se muestran sobreprotectores. Otros, encuentran dificultades para adaptarse a estos cambios y no les resulta sencillo sobrellevar las reacciones y sentimientos “nuevos’que no comprende
y que se van presentando en la vida cotidiana, lo cual los lleva a mostrarse como “distantes”.
Actualmente, se habla de la “pareja embarazada”, concepto que integra las vivencias de ambos integrantes de la pareja, y que implica un embarazo compartido, que involucra y responsabiliza tanto a la mujer como al hombre en situación de coprogenitores.
Tanto ella como él, sufren un “desajuste” y aparece, como ante todo cambio, una ruptura del “equilibrio u orden” en la dinámica conyugal, que es parte natural de un proceso, y que tienen que ver con la asunción de la condición materna y paterna. Esto significa que, la existencia de un embarazo en curso, requiere de una adaptación que, muchas veces, no está excenta de conflictos.
Muchas de las dificultades o “desencuentros” que se dan las parejas de futuros padres, alteran su vida sexual. Por otra parte, encontramos parejas que en este período que transitan, disfrutan más plenamente de su sexualidad, una vez que disipan ciertas dudas con el obstetra.
La mayoría de las dificultades se vinculan a miedos, fantasías y ansiedades, que paulatinamente se van superando. Dentro de las más comunes, hallamos el temor a causar daño al bebe durante el coito, la disminución del deseo sexual de parte de uno o de ambos cónyuges, los altibajos emocionales, los sentimientos ambivalentes con respecto al embarazo, etc.
Resulta fundamental erradicar los temores infundados porque éstos, de algún modo, pueden dominar a la pareja y desgastarla. Consideramos que, siempre que el embarazo esté transcurriendo con toda normalidad y no existan riesgos ni para la madre ni para el bebé, no habría razón para suspender las relaciones sexuales. En todos los casos, deben tenerse sen cuenta los lineamientos del obstetra mes a mes, evaluando la conveniencia de mantener relaciones, abstenerse o tener en cuenta ciertas precauciones, según historia clínica y evolución del embarazo de su paciente.
Consideramos beneficioso que ambos cónyuges asistan a la consulta para superar posibles dificultades que pueden aparecer y sentirse más seguros. A la vez, destacamos la importancia de que alimenten una buena comunicación, generando espacios de intimidad, de expresión, de disfrute compartido, y así poder vivir este período con mayor armonía y placer.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

abril 18, 2008

Control del embarazo y los pasos posteriores

Filed under: Embarazo — @ 8:46 pm

embarazo

Actualmente, se piden tres tipos de controles, al principio, en el segundo trimestre y al final del embarazo.
El examen clínico consiste en observar mucosas para diagnosticar anemia, si la
piel está sana, seguimos con mamas y después con el examen genital
, dentro de éste se tiene en cuenta parte ósea y partes blandas, pensando en el futuro canal del parto.
El examen clínico y tacto genital no tienen ningún tipo de riesgo para el paciente.
Hay diferentes escuelas en lo relativo al tacto. En lo personal tacto en el primer trimestre y al final para saber la madurez del cuello, entre medio, no.
Frente a un retraso primero confirmo el embarazo mediante el análisis de gonadotrofinas en sangre.

ANÁLISIS DE LABORATORIO
Entre otros análisis de laboratorio que se solicitan, se encuentra el de una rutina completa, hemograma, glicemia, VDRL, para descartar sífilis, HIV, enfermedades por virus, citomegalovirus, toxoplasmosis, etc. Examen de orina completo.
En cuanto a la periodicidad con que se efectúan los exámenes de laboratorio, en el primer y tercer trimestre es obligatorio el examen completo.
En el segundo trimestre examen de orina y un nuevo hemograma salvo patología que lo justifique. Los exámenes se solicitan para control, diagnóstico a tiempo de las patologías del embarazo, para preservar el buen estado general de la mujer, descartar anemia, diabetes, infección urinaria, etc.
Los riesgos que tiene el no control o el control tardío son el de no poder diagnosticar a tiempo patologías tratables o riesgos predecibles.
En caso de control tardío se efectúa una ecografía cuando el niño ya está formado, hasta ese momento no sabemos absolutamente nada. No efectuados los análisis clínicos cualquier patología existente no fue detectada y por lo tanto tampoco controlada y tratada. Una mujer controlada se concientiza del niño que va a tener. En la visita a la partera y las clases de parto, se informa adecuadamente, disipa sus dudas y temores, aprende a hacer ejercicios, etc.

UN BEBE SANO
Otra de las preguntas que hace la madre del niño antes de nacer es si su bebé será sano. Esta es una pregunta lógica de toda embarazada. Lo primero que pregunta la mujer embarazada es si el bebe va a ser mongólico y en segunda instancia si va a ser sano. Hay enfermedades que no se detectan mediante exámenes. Lo del mongolismo, a pesar de ser un examen caro, creo que en una mujer mayor de 35 años está justificada una amniocentesis, o sea un estudio genético del líquido amniótico. En las adolescentes no se justifica el estudio genético, excepto antecedentes en ese sentido.
Si se detecta una malformación o un síndrome de Down, el tramite que corresponde es elevar la historia clínica a la dirección técnica, éste lo eleva al MSP, para que autorice un aborto terapéutico; hablamos de embarazos menores a 16 semanas.
Después hay que hacer una interrupción de embarazo por otros métodos. Visto que en algunos casos este trámite puede sobrepasar las 16 semanas, nos ha tocado actuar en casos extremos en que informada la dirección técnica y habiendo comunicado ésta al MSP, se efectúa el aborto.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,